Compartir
Alejandro Cacetta, presidente del Incaa.

Después de varios meses de consultas entre los diferentes actores de la industria, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) presentó el nuevo Plan de Fomento, que actualiza el dinero para las producciones locales y una nueva escala de acuerdo a audiencias y géneros.

El nuevo plan -que reeemplaza al que estuvo vigente en los últimos 10 años-, se aplicará con fecha retroactiva al 1 de agosto y cuenta con un presupuesto de 930 millones de pesos del fondo para el fomento, de los cuales 895 millones son para producción, que permitirán como piso y por concurso 64 largometrajes, de los cuales 12 serán regionales a razón de 2 por región, 24 millones son para 42 cortometrajes y finalmente 11 son para desarrollo de guiones y proyectos.

El Incaa, a través de su titular Alejandro Cacetta, expresó su apuesta fuerte por el acompañamiento de la génesis del proyecto hasta su exhibición, la ampliación y generación de audiencias, los contenidos multiplataforma, así como la federalización, fomentando producciones y exhibiciones regionales.

El nuevo plan, que el mismo Cacetta definió como el resultado de “un trabajo en equipo” y del resultado de los diferentes encuentros que se tuvieron desde finales de enero con la asociaciones del sector, incluidos distribuidores y exhibidores, viene a construir sobre lo construido y para su completa implementación necesitará de tiempo.

“Hemos encontrado muchas coincidencias, más de las que pensábamos”, explicó Cacetta, además de que esta renovada propuesta permitirá la creación de nuevos puestos de trabajo calificado, y el desarrollo de la producción y exhibición federal, en este último aspecto a partir de una actualización en el funcionamiento de los espacios Incaa y los cinemóviles.

“Hoy tenemos que ir a las regiones y que en cada una se desarrolle un poder de competencia con las producciones que se realizan desde Buenos Aires y sus alrededores, y lograr que todas las que se generen, tengan polos desde la acción pública o privada, como existen en otros lugares del mundo, incluso con aportes regionales”, dijo.

Se establece fomento a producciones -dentro del plan nacional- destinadas a audiencias masivas, con topes máximos de apoyo de 17,5 y 14,5 millones de pesos, ya sean de animación o de ficción y documental, o medias entre 15 y 12, en los respectivos géneros, mientras que para los documentales digitales el máximo se establece en 630.000 pesos.

En materia de concursos, habrá un total de 36 para largometrajes, con máximos de 7,7 y 5,5 millones de pesos, sean de animación o de ficción (no incluye el género documental), 8 para segundas películas y 8 para óperas primas, todos con iguales topes.

Estos últimos gozarán, además, en el caso de animación y ficción de subsidios a medios electrónicos fijo, de 5,5 o de 4,9 millones de pesos, respectivamente.

También habrá un régimen de fomento para el desarrollo de guión para 10 proyectos de animación y ficción de 142.000 pesos, 14 para desarrollo de proyectos de 400.000 pesos, rubro en el que también entra el documental en estos casos con 100.000 pesos y finalmente 24 para cortometrajes, con 690.000 o 568.000 pesos, sean de animación o ficción.

En el caso del Régimen de Fomento Regional, habrá fondos para 12 largometrajes (a razón de 2 por región), que van de los 7,7 millones a los 5,5, sean de animación o ficción , más subsidios por medios electrónicos fijo, de 5,5 y 4.9 respectivamente .

También en el ámbito regional habrá apoyo a 12 desarrollos de guión para animación y ficción de 142.000 pesos cada uno; 12 para desarrollos de proyectos de 250.000, de 100.000 para documentales y finalmente 18 cortometrajes, con 690.000 o 400.000, ya sean de animación o ficción.

Respecto al plan anterior, el nuevo avanza sustancialmente en estos últimos puntos, al incorporar ítems como desarrollo de guiones, proyectos y apoyo a cortometrajes.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta