Compartir

El film People That Are Not Me, de la joven realizadora israelí Hadas Ben Aroya, se alzó con el Astor de Oro a la Mejor Película de la Competencia Internacional de la 31ra edición del Festival de Cine de Mar del Plata.

En tanto, el Astor de Plata al Mejor Director fue para el rumano Radu Jude por su notable filme Scarred Hearts y la brasileña Sonia Braga se llevó el Astor de Plata a la Mejor Actriz por su papel como una mujer madura que defiende sus derechos ante la avasallante impudicia del poder del dinero y los negocios en Aquarius, de Kleber Mendonça Filho, película que también ganó el Premio del Público.

people-that-are-not-meHadas Ben Aroya, actriz y directora de People That Are Not Me

El premio al Mejor Guión recayó en el ruso Andrei Konchalovsky por su filme Paraíso sobre particulares circunstancias en la Francia ocupada y los campos de concentración del nazismo, mientras que el Astor de Plata al Mejor Actor fue para el norteamericano Mahershala Alí por su interpretación de un dealer que cuida de un niño hijo de una madre drogadicta en el drama norteamericano Moonlight, de Barry Jenkins.

El último galardón del Jurado de la Competencia Internacional fue una Mención Especial para Leo Histin por su trabajo como director de fotografía de Nocturama, el incómodo y consistente filme del francés Bertrand Bonello que gira en torno a un grupo de jóvenes que realiza una serie de atentados en París.

En tanto, el documental brasileño Martirio, que registra el despojo de sus tierras que sufre la comunidad guaraní-kaiowá del sur del Matto Grosso desde la Guerra de la Triple Alianza hasta la actualidad y que fue dirigido por Vincent Carelli, Ernesto de Carvalho y Tatiana Almeida, fue elegido como Mejor Largometraje en la Competencia Latinoamericana, donde la argentina El auge de lo humano, de Eduardo Williams, obtuvo el Premio Especial del Jurado y Aire quemado, del mexicano Yamil Quintana, ganó en la competición de cortometrajes.

En la competencia exclusiva para largometrajes argentinos fue elegido como Mejor Filme la opera prima de Tomás de Leone El aprendiz y el premio al Mejor Director fue para Lukas Valenta por su filme Los decentes, mientras que como Mejor Cortometraje ganó Murciélagos de Felipe Ramírez Vilchez y como Mejor Director de Cortometraje Mariano Cócolo por Al Silencio.

Se estima extraoficialmente que la asistencia de público, que colmó la sala en casi todas las proyecciones, podría superar los 140.000 espectadores del año pasado.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta