Compartir

Ben Cash (Viggo Mortensen) es padre de seis hijos. Durante diez años los ha criado en un campamento autosuficiente en unos remotos bosques al noroeste del Pacífico, lejos de la civilización y, por sobre todo, rechazando cualquier contacto con el capitalismo. No celebran festividades “religiosas-comerciales”, como la Pascua y la Navidad, veneran el nacimiento de pensadores ateos, a Noam Chomsky en su lugar. Tras la muerte de su esposa, la familia se ve obligada a abandonar su paraíso y volver a la tierra individualista. De nombres creativos y una alta exigencia intelectual, todos son únicos en el mundo en la familia Cash. Así, debido a esa misma arrogancia, comenzarán a aparecer los problemas, cuando intenten adaptarse a la sociedad moderna.

Camino al funeral de su madre, los chicos descubren el mundo real para el que claramente no estaban preparados. Quienes estamos sobrecargados de imágenes e información que nos envuelven en un pensamiento que no es más ni menos que consumista, les gritaríamos locos -“frikis” sería más acertado-. ¿Por qué? Si ellos no se burlan de nadie -salvo de los cristianos-, no hacen más que mirarnos con ojos descontaminados de todo lo que nos rodea.

capitanEl también actor Matt Ross (Silicon Valley, American Horror Story, Big Love) escribe y dirige esta película hilarante pero también reflexiva. ¿Debemos ir a la escuela formal? Si podemos formarnos intelectualmente por nuestra cuenta. ¿Por qué proteger a los chicos de algunos conceptos? Si los descubrirán en algún momento. En pocas palabras, nadie está preparado para el mundo real. De cuando en cuando, no viene mal preguntarnos “¿Qué vine yo a hacer acá?”. De seguro, a seguir las órdenes de ningún capitán.

Los humanos somos seres pasionales. Nos dejamos llevar por nuestras emociones, creencias o ideologías, en mayor o menor medida. Que aburrida sería la existencia si todos fuésemos iguales. Chomsky decía: Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas”. Es útil recordar que las cosas son sólo cosas, que nosotros somos dueños de ellas y no ellas de nosotros. Que el mundo no es para los cobardes, muy pocos pasaron a la historia por arrogantes. “Hay pobres porque hay ricos, hay ricos porque hay pobres”. Si aún existen oportunidades de cambiar, cualquiera está a un solo paso. En definitiva, todos estamos hechos del mismo palo.

3ojookCAPITÁN FANTÁSTICO
Captain Fantastic. EE.UU., 2016.
Dirección: Matt Ross. Guión: Matt Ross. Música: Alex Somers. Fotografía: Stéphane Fontaine. Intérpretes: Viggo Mortensen, George Mackay, Annalise Basso, Erin Moriarty y Frank Langella. Duración: 118 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here