Compartir

Para aquellos que no tuvieron la oportunidad de ver, en el marco del BAFICI, la ópera prima de Edgardo Castro, pueden darse el gusto de conocerla. Difícil sería señalar el impacto que La noche es capaz de producir en sus espectadores. Se ha dicho que la propuesta del director es más necesaria que buena. Tal vez sea cierto para aquellos que escribimos sobre cine y particularmente sobre los senderos que los nuevos realizadores demarcan en nuestra cinematografía. Por ejemplo en este caso puntual, sería interesante determinar el rumbo así como el espacio de llegada que el llamado Nuevo Cine Argentino exhibe. Si Mundo grúa podía describir lo mínimo de un mundo en el que lo que cobra importancia es el transcurrir más que el acontecer, en La noche sucede exactamente lo mismo. Si lo interesante de Los muertos de Lisandro Alonso no era la acción que decanta en un crimen, sino los pequeños gestos de un protagonista ex presidiario -que se reducen a la compra de una camisa, un intercambio de sexo por dinero, un paseo en bote-, en La noche apreciamos lo mismo.

La experiencia sexual marcada por la excitación de circunstancias más que de géneros es el micromundo que se observa. Sexo grupal, relaciones con travestis y transexuales, tríos, vínculos homo y heterosexuales, consumo de drogas y alcohol se despliegan con el mismo peso con el que Misael Saavedra se desplazaba por esa jungla en La libertad. En este sentido, puede ser que sea cierto que La noche es un film más que bueno, importante y que marca un punto de llegada, aunque sea provisional, del gusto por el realismo cinematográfico. ¿Qué resta filmar en términos observacionales y no narrativos sino el sexo puro y descarnado?

lanocheEdgardo Castro, quien hasta ahora solo se había desempeñado como actor en films como Historias breves 9 o La parte ausente, toma una decisión muy jugada en la que se expone a cámara en escenas de sexo explícito. La mayor parte de los personajes que aparecen son actores no profesionales, gente de la noche que presta su cuerpo a este proyecto. Filmada con escasos recursos de producción y técnicos, con operaciones de montaje y encuadre más cercanas a un modo de cine moderno que tradicional, La noche cumple la máxima del realismo: todo es digno de ser filmado.

4ojookLA NOCHE
La noche, Argentina, 2016.
Guión y dirección: Edgardo Castro. Fotografía: Soledad Rodríguez. Montaje: Miguel de Zuviria. Intérpretes: Edgardo Castro, Federico Figari, Paula Ituriza, Luis Leiva, Dolores Guadalupe Olivares, William Prociuk. Duración: 135 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here