Compartir

A horas que finalice la octava edición de Ventana Sur, el mercado de cine de Latinoamérica que cada año se reúne en Buenos Aires a partir de la asociación entre el el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y el Marché du Film del Festival de Cannes, el balance es positivo.

La octava edición del evento que se realizó en el predio de Alicia Moreau de Justo 1690 y en el Cinemark Puerto Madero, este año contó con más de 400 producciones de toda la región y se acreditaron unos tres mil jugadores de la industria de todo el mundo -productores, distribuidores, compradores, vendedores y programadores de festivales-

En ese sentido, el director ejecutivo de Ventana Sur por la parte argentina, Bernardo Bergeret se muesntra satisfecho, “hoy Ventana Sur está considerado entre los cinco mercados audiovisuales más importantes”.

Las novedades de este año tuvieron que ver con la inclusión de un foco sobre la animación a partir de un acuerdo con el Mifa, el mercado que pertenece al Festival de Annecy, la muestra de cine de animación más importante del mundo, en donde los films seleccionados participarán de la próxima edición de Annecy. También sigue la sección Blood Window que no para de crecer con el cine de género.

Y en horas se conocerán los ganadores de la sección Primer Corte -este año se incribieron alrededor de 100 producciones-, en donde seis títulos competiran por premios que consisten en distintos servicios de postproducción y recursos para la exhibición.

Los proyectos elegidos fueron: Los últimos, de Nicolás Puenzo (Argentina); Las malcogidas, de Denisse Arancibia (Bolivia); Los adioses, de Natalia Beristain (México); Corpo elétrico, de Marcelo Caetano (Brasil); Las chambelonas, de Kiki Alvarez (Cuba); y Los oriyinales, de Harold Trompetero (Colombia).

Publicado originalmente en Télam

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta