Compartir

Todo estaba dado para que Sully fuera una gran película y al menos por esta vez, los pronósticos se cumplieron y porque claro, detrás de todo el asunto está Clint Eastwood.

La vieja historia de un hombre común enfrentado a circunstancias extraordinarias siempre se presta a ser contada, el problema es quién puede encarnar ese tipo de personaje pero ahí está Tom Hanks, que presta una dimensión humana ideal para interpretar a un inesperado héroe. Hanks es un actor clásico que ocupa el espacio que alguna vez fue el de Henry Fonda o James Stewart, una clase de intérprete cuya mirada y su presencia atraviesan la pantalla y le regalan al director de turno una verdad, la de su actuación de características míticas. Y en ese sentido, como director Clint Eastwood comparte con el protagonista su peso como representante de un espíritu clásico.

Tom y Clint eran a priori el dúo ideal para una historia como la que cuenta Sully, la historia de un hombre como tantos que tuvo que enfrentarse a su destino y el de decenas de personas, pero Sully es también la historia de un profesional orgulloso de serlo, que toma una decisión que lo lleva a salvarle la vida a 155 personas y retirarse de la escena sin bombos y platillos.

sullyEl vuelo 1549 que el piloto salvó realizando una maniobra asombrosa, fue un caso mediático en 2009 pero luego, atento a la lógica de los medios, perdió contacto con el desarrollo de la historia. Y el desarrollo fue problemático, ya que el héroe de aquel momento pasó buena parte de su tiempo dando explicaciones sobre lo que hizo y declarando ante comisiones técnicas que trataron de demostrar que podía llegar a la pista para aterrizar el avión. Y no solo contestó ante esas comisiones, sino que también fue convocado para participar de docenas de juicios civiles surgidos del incidente que terminó con el avión en el Río Hudson.

Le toma apenas 92 minutos a Eastwood contar una historia coral y compleja, apoyado en un elenco perfecto pero sobre todo por Hanks. Mientras Eastwood despliega un verdadero arsenal de elementos técnicos para contar esta historia, Hanks se muestra contenido y con la gestualidad justa para hacer interesante a ese profesional parco y poco efusivo que salvó a 155 pasajeros un día del siglo XXI, en una época en la que ya nadie cree que existan héroes.

4ojookSULLY: HAZAÑA EN EL HUDSON
Sully. Estados Unidos, 2016.
Dirección: Clint Eastwood. Intérpretes: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Valerie Mahaffey, Delphi Harrington, Mike O’Malley, Jamey Sheridan, Anna Gunn, Holt McCallany y Ahmed Lucan. Guión: Todd Komarnicki, basado en el libro Highest Duty, de Chesley “Sully” Sullenberger y Jeffrey Zaslow. Fotografía: Tom Stern. Música: Christian Jacob y Tierney Sutton Band. Edición: Blu Murray. Diseño de producción: James J. Murakami. Duración: 96 minutos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta