Compartir

El generar un impacto por el simple hecho de provocar es similar a la rebeldía sin causa: su falta de contenido hace que el esfuerzo quede dando vueltas sobre su propia autocomplacencia. El director y diseñador Tom Ford (Sólo un hombre) hace apuestas fuertes a lo largo de su segundo largometraje con distintos resultados.

Susan Sorrow (Amy Adams) vive al mejor estilo burgués frío y con más envoltorios que contenido: abrió su propia galería de arte y su marido (Armie Hammer) no asistió a la inauguración por dedicarle parte de su vida a su trabajo y otra parte a su amante. El sacudón llega con un paquete que pone el pasado sobre el tablero. Su ex Edward (Jake Gyllehaal), escritor al que no ve hace dos décadas, le envía el boceto de su primera novela a punto de publicarse y dedicada a ella. A partir de ahí, la historia transcurre en tres frentes: la decadente vida de Susan hoy mientras lee la historia, la sórdida novela que avanza y se espesa a cada momento, y el pasado romántico truncado que vivieron el escritor y la artista.

La adaptación de Tres Noches, la novela de Austin Wright, puede parecer compleja y hasta confusa, pero Ford acertó en las diferencias narrativas y estéticas, logrando que los tres relatos transcurran en paralelo sin confundirse. Otro punto a favor fue el desarrollo de Edward, que si bien pasa poco tiempo en pantalla –el escritor, no su alter ego que protagoniza la novela- se construye a través de su narración y de Susan, incluso alcanzando más complejidad que ella, que por momentos parece un poco estereotipada.

animalesLo más fuerte es la novela de Edward, que explora facetas como la venganza y la redención y se sumerge en las zonas más oscuras y repugnantes de los seres humanos. El mayor problema es también eso mismo: al explotar la trama en el final, no queda energía para la conclusión del último relato, Susan después de leer.

El concepto de historia dentro de otra está bien llevado adelante y, aunque hay tropiezos, el balance sin dudas es positivo. Tom Ford demuestra que no necesita de Gucci e Yves Saint Laurent para sobresalir y sólo se puede esperar que sus próximas obras sean cada vez mejores.

3ojookmedio.jpgANIMALES NOCTURNOS
Nocturnal Animals. Estados Unidos. 2016.
Dirección: Tom Ford. Intérpretes: Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Armie Hammer, Aaron Taylor-Johnson, Michael Shannon, Isla Fisher, Kristin Bauer van Straten, Karl Glusman, Ellie Bamber, Toni French, Amanda Fields, Karli Karissa, Carson Nicely, Lee Benton, Impogen Waterhouse. Guión: Tom Ford. Fotografía: Seamus McGarvey. Música: Abel Korzeniowski. Duración: 115 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here