Compartir

La Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA) y la filial local de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci), manifestaron hoy su preocupación por el presente y futuro de la sala dedicada a la la proyección de cine Leopoldo Lugones del Teatro San Martín, perteneciente al Complejo Teatral de Buenos Aires, dependiente del Ministerio de Cultura porteño.
En sendos comunicados, referidos al prolongado cierre de la sala cinematográfica, que comenzó sus ciclos programados por la Fundación Cinemateca Argentina en octubre de 1967, reclaman que se aceleren los trabajos que permitan su reapertura en condiciones, tanto edilicias como técnicas, este año, y se informen las razones por las que la misma permanece inactiva hace más de tres años y los costos insumidos en el reciclaje.
“Ante el silencio de las autoridades porteñas, que sólo anunciaron que la sala podría volver a abrirse en mayo de 2017, después de 40 meses de obras, Fipresci Argentina reclama a las autoridades del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires -y a quien corresponda en sus instancias superiores- que se adopten medidas para la inmediata apertura de la sala, a la vez que se informe debidamente sobre el proceso de las obras desde su inicio y que se transparente el debido acceso a los costos de la remodelación”, dice uno de los comunicados.
Por su parte, la Asociación de Cronistas asegura que “frente a la total incertidumbre que existe en la actualidad acerca de su reapertura en mayo próximo, anunciada en diversas oportunidades por los responsables del complejo, nuestra entidad se pone en alerta y reclama a las autoridades del área una pronta comunicación que explique el verdadero estado de su puesta en valor”.
Las dos entidades coinciden en el respeto por la arquitectura original de la sala: “Al mismo tiempo creemos conveniente que el reciclaje y actualización técnica contemple la conservación de la arquitectura original de la sala, así como de su mobiliario y la instalación del equipamiento con el que contaba en su última reapertura, en perfecto estado de funcionamiento, con final de obra tal como lo exige la actual legislación de la ciudad”, señala la ACCA.
En cuanto a la decoración de la sala, Fipresci reclama que “no deberá haberse afectado el mural de Rogelio Polesello ‘Nunca recuerdo olvidarte’, que recibe al público en el hall de entrada de la sala”, dado que se sabe que ese piso, el décimo del edificio diseñado por los arquitectos Mario Roberto Alvarez y Macedonio Ruiz.
La misma entidad concluye su comunicado diciendo: “Esperamos la pronta respuesta de las autoridades, no sólo para que proporcionen las explicaciones pertinentes por la demora en la reapertura sino para que especifiquen cuáles son los pasos a seguir y cuál es la fecha tentativa de reapertura”.
Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta