Compartir

Dos relatos paralelos construyen las imágenes de 5 A. M. Por un lado, Mercedes (Cristina Alberó), en un hogar en La Plata, padece la muerte de su hijo pero presiente una futura conexión con el más allá. Allí, un altillo y su correspondiente función espacial dentro de las coordenadas genéricas, tomará protagonismo en más de una escena.

Por otra parte, un grupo de amigos y quien los convocó para una noche particular, Adrián (Adrián Spinelli), disertarán sobre actividades paranormales –vividas o imaginadas- a través del re-conocido juego de la copa.

Es innegable que la construcción narrativa de 5 A. M. posibilita encontrarse con dos capítulos sobre un mismo tema que, cerca del final, confluirán como un único motivo argumental. En ese punto, Massa maneja con cierta elegancia algunos climas perturbadores, en especial, cuando su cámara descansa en la presencia del personaje de Alberó, sostén de una de los (falsos) episodios.

Sin embargo, otra clase de problemas tampoco tardan en aparecer en una película genérica como 5 A. M. (el título completo no refiere a la marca horaria sino a “cinco antes de la medianoche”).

Las historias empiezan a perder interés, la narración fluctúa entre el amateurismo climático de película “entre amigos” y el afán por correrse –sin suerte- de las convenciones del género y los tropiezos del relato se manifiestan entre subrayados retóricos e insospechados baches argumentales, en tanto, algún instante de tensión se esfuerza a más no poder para evadirse de la puerilidad y la inocencia conceptual.

Sorprende, en algún punto, que un experimentado cineasta como Mazza (Más allá del límite, Cacería, Villa, entre otras) no haya fijado la atención en esos desequilibrios de forma y contenido que gobiernan a las escenas luego de la presentación de ambas historias.

Eso sí, los planos que se dirigen a ese altillo protagonista –con cámara subjetiva o no- siempre pagan bien.

5 A.M. CINCO ANTE LOS MIEDOS
5 A.M. Cinco ante los miedos. Argentina, 2016.
Dirección y guión: Ezio Massa. Producción: Oscar Azar, Ezio Massa y Magalí Nieva. Fotografía: Adriel Cosco. Montaje: Tesuo Lumiere y E. Massa. Sonido: Diego Franco. Intérpretes: Cristina Alberó, Rodrigo Guirao Díaz, Adrián Spinelli, Ximena Fassi, Victoria Maurette. Duración: 75 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here