Compartir

Contratiempo es un thriller que se presenta como un ejercicio impecable de guión cinematográfico; impecable, aunque también le cabe el adjetivo de implacable. Podría decirse que este segundo film del barcelonés Oriol Paulo, no propone una estructura narrativa completamente novedosa, un formato de thriller que, para los amantes del suspenso, no sea ya conocido. Así y todo, Contratiempo resulta ser un producto que supera el estatuto del buen alumno. Sus referencias fuertes, que evidentemente son las del cine clásico, parecen estar más que aprendidas. Y con este saber Paulo va un poco más lejos, es decir, introduce algunos giros extra a la trama que la tornan sorpresiva, no solamente hacia el final del relato sino durante todo el transcurso de la película. Además, y esto sí diverge un tanto de las narraciones clásicas, Contratiempo pone en jaque a la figura de la femme fatale, por momentos la pone en duda y, por otros, puede replicarla en otro personaje.

Adrián Doria (Mario Casas) es un empresario joven que se encuentra en un punto álgido de su carrera. Desafortunadamente es acusado del crimen de su amante, lo que pone en riesgo ese lugar de privilegio que tanto le ha costado ganarse y que incluye a su esposa e hija. En este estado de situación interviene Virginia Goodman -interpretada por Ana Wagener-, una prestigiosa abogada que nunca ha perdido un caso y que pretende jubilarse con este reto. Tal como ella misma lo expresa en la primera escena del film, lo que construye un relato verosímil son los detalles.

Y de igual manera opera el film de Paulo. La abogada fuerza al empresario a un racconto de los sucesos, que dispara diversos flashbacks, algunos más verosímiles que otros y así se va construyendo Contratiempo. La divergencia entre la verdad y la verosimilitud es lo que efectivamente va articulando este thriller que parece operar como un reloj suizo y que no deja al espectador un minuto desatento de la trama. De esta manera, sin ser un gran film, se transforma en una satisfactoria experiencia para la audiencia.

CONTRATIEMPO
Contratiempo, España, 2016.
Dirección: Oriol Paulo. Guión: Oriol Paulo. Intérpretes: Mario Casas, Bárbara Lennie, José Coronado, Ana Wagener, Francesc Orella, Paco Tous, David Selvas, San Yélamos, Iñigo Gastesi. Música: Fernando Velázquez. Fotografía: Xavi Giménez. Montaje: Jaume Marti. Duración: 106 minutos.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta