Compartir

El filme es una adaptación de la novela del japonés cristiano Shûsaku Endo, llevada al cine en 1971 por Masahiro Shinoda, donde se narra la búsqueda de dos jóvenes jesuitas de un Hermano desaparecido años antes cuando misionaba en Japón. Los sacerdotes se embarcan en la aventura sabiendo que las posibilidades de encontrarlo vivo son casi nulas.

Hasta allí la historia, hasta allí el film y aunque uno conozca que Scorsese ha tenido importantes aproximaciones a las cuestiones de la fe, como en La última tentación de Cristo (1988) o Kundun (1997), no es hasta Silencio, donde consigue expresar quizás sus más profundas dudas sobre hasta qué punto, cuánto sufrimiento físico y moral puede resistir y hasta dónde alguien está dispuesto a sostener sus creencias.

En eso se basa el nuevo film del gran maestro norteamericano, utilizando casi como una anécdota la lucha de los jesuitas portugueses por expandir y sostener el cristianismo en Japón feudal del siglo XVII, a lo que más allá de los colonizados, los japoneses se resisten con absoluto derecho y utilizando todos los medios disponibles, incluyendo las más espeluznantes torturas y la muerte.

El film, al que podríamos considerar hasta un western, donde los blancos entrar en territorio comanche, nos desprende de las vicisitudes del relato y nos obliga a someternos a una discusión interior, intima, privada y silenciosa, acerca de nuestras propias creencias y lo relativo de sus valores.

Scorsese, excede en mucho el ámbito del cine, para involúcranos en una larga discusión sobre nosotros mismos y nuestras dudas más personales.

El resto es casi anecdótico la vida y muerte de esos mártires, que al tiempo son invasores, más allá de lo espeluznante de las torturas, las crucifixiones, los cuerpos empapados con agua hirviendo y las hogueras humanas, tiene que ver con cabalgar interiormente, buscando claridad respecto a una de las palabras más complejas del hombre: Fe. El resto es silencio.

SILENCIO
Silence. Estados Unidos/Taiwán/México, 2016.
Dirección: Martin Scorsese. Intérpretes: Andrew Garfield, Adam Driver, Liam Neeson, Yosuke Kubozuka, Tadanobu Asano, Ciarán Hinds, Issei Ogata y Shin’ya Tsukamoto. Guión: Jay Cocks y Martin Scorsese, basado en la novela de Shûsaku Endô. Fotografía: Rodrigo Prieto. Música: Kathryn Kluge y Kim Allen Kluge. Edición: Thelma Schoonmaker. Diseño de producción: Dante Ferretti. Distribuidora: Distribution Company, Duración: 161 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here