Compartir

Cuando en 1979 juntaron a Art Carney, Lee Strasberg y George Burns para hacer una comedia en la que tres ancianos robaban un banco, los tres actores era muy reconocidos e incluso Burns, que años atrás había ganado un Oscar por The Sunshine boy escrita por Neil Simon, venía de pegar en la taquilla con una par de comedias muy buenas. El trío era llamativo y por otra parte, era el final del gobierno de Carter, una época conflictiva en lo económico para los Estados Unidos. Así que parece que alguien recordó aquella experiencia, convocó a tres actores experimentados y veteranos que todo el mundo reconoce como grandes en lo suyo y les dijeron si no tenían ganas de volver a hacer aquella película que había sido apenas buena y que muy pocos recuerdan hoy. La oferta debe haber sido generosa porque Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arkin aceptaron.

El director de Un golpe con estilo es Zach Braff, un buen comediante que supo protagonizar durante varias temporadas Scrubs, una serie interesante sobre médicos que eludía los lugares comunes de la televisión interesante que rompió un poco la idea de la sitcom y metió agudeza, melancolía y algo de humor negro. Sin embargo aquí Braff no pudo eludir la medianía. Con los tres actores haciendo casi de ellos mismos, de memoria, sabiendo que con eso les sobra para una película que recrea la historia de tres hombres que ya en el final de sus vidas ven que el fondo de pensión que maneja su jubilación los estafa y deciden robar el banco cómplice del fraude. El resultado es una comedia simpática pero que definitivamente no va a pasar a la historia del cine.

Los tres jubilados se entrenan para el robo del banco y se juramentan que solo robarán lo que es de ellos y el resto será para beneficencia. Hay una buena galería de actores secundarios -que francamente tampoco se esfuerzan demasiado- y lo cierto es pero con ese espíritu de mediocridad reinante alcanzan para generar una par de risas. Y siempre está es placer de ver en acción a un trío que uno sabe que está para muchísimo más, pero al que tampoco se les puede negar que en esta etapa de sus vidas se ganaron el derecho de chorear con una comedia apenas correcta.

UN GOLPE CON ESTILO
Going in Style. Estados Unidos, 2017.
Direccón: Zach Braff. Intérpretes: Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin, John Ortiz y Matt Dillon. Guión: Theodore Melfi. Fotografía: Rodney Charters. Música: Rob Simonsen. Edición: Myron I. Kerstein. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 96 minutos. Apta para mayores de 13 años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta