Compartir

Con el mismo tono asordinado y de voces susurrantes, revestida por el clásico humor uruguayo que ya traslucía en su más que interesante opera prima como director (Norberto apenas tarde), ahora Hendler describe la forma en que se prepara a un candidato político desde el accionar de un grupo de técnicos en comunicaciones.

La historia, que transcurre en pocas horas, presenta dos tonos diferentes: toda una primera parte planificada desde el humor y los tempos narrativos que actúan de manera eficaz y un segundo tercio en donde la bienvenida levedad del asunto es arrasada por una lectura más convencional y subrayada en intenciones.

Entre esos dos tonos, El candidato triunfa por poco pero sin necesidad de ir a segunda vuelta. Gustavo J. Castagna

——————————————————————-

Un candidato político tiene todo menos la libertad que simboliza un pájaro. Diseñar su imagen en base a ese símbolo ya denota poco credibilidad. El candidato, segundo film del actor uruguayo Daniel Hendler (Norberto apenas tarde, 2010), propone una mirada sarcástica y descreída de la política, en todo sentido.

Martín Marchandcen (Diego de Paula) es hijo de un terrateniente acaudalado de la Provincia de Buenos Aires que está preparando su candidatura, lanzando un nuevo partido político. No sabe ni entiende nada de política, pero quiere aparentar serlo. Su nuevo partido se opondrá al que financia su padre y encabeza la candidata Eloísa (Verónica Llinás) de quien intentará desvincularse.

Para hacerlo, contrata a un grupo de expertos en imagen, entre ellos Ana Katz como la encargada de la agencia, que se instalan en su casa del campo, donde son controlados e investigados por su servil asistente, debido al alto grado de paranoia de Marchandcen. Pero, ¿quién es el verdadero impostor?

Hay algo en la crítica de fondo que se matiza con personajes y escenas que rozan el humor absurdo, bien al estilo Hendler. Algo similar sucede con el ritmo narrativo, que no es del todo parejo. El candidato no se deja clasificar en un género determinado, lo que le deja cierto aire de libertad en la puesta en escena.

Si todo lo sólido se desvanece en el aire, imaginemos que una de las ideas de campaña del candidato será la de prohibir a los perros rottweiler salir a la calle (vale aclarar que todo parecido con la realidad es mera coincidencia). Así, la mirada de Hendler expone una sucesión de hechos y estereotipos que perfilan a los “políticos” que nos deparan. Marcela Barbaro

El candidato, de Daniel Hendler (Argentina/Uruguay, 2016)

Días y horarios

23 de Abril de 2017 15:30 Village Recoleta Sala 7
25 de Abril de 2017 20:30 Gaumont

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here