Compartir

Luego de que ayer Eduardo Feinmann presentara ayer un informe en donde se mostraran presuntas irregularidades en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, hoy le pidió la renuncia (aquí el comunicado oficial) a Alejandro Cacetta, titular del organismo.

El informe -en donde se confundió a Cacetta por el director de la Enerc, Pablo Rovito, entre otras inexactitudes-, se presentó en el programa Animales Sueltos (ver abajo), se mencionaba contrataciones poco claras, pero sobre todo, que Cacetta no había despedido a varios funcionarios de responsabilidad media dentro del instituto que según Feinmann, respondían al kirchnerismo y sugería, habían montado una estructura financiera paralela.

Lo cierto es que Alejandro Cacetta, que había asumido en el Incaa con el consenso de buena parte de la industria audiovisual de la Argentina y había sido elogiado en varias oportunidades por Pablo Avelluto, en los últimos meses mantenía una tensa relación con el ministro de Cultura.

Por ahora Cacetta no dio declaraciones y hasta el momento no presentó su renuncia, pero todo apunta a que se hará efectiva en las próximas horas, por lo que asumiría el actual vicepresidente del organismo, Ralph Haiek. El interrogante es si Haiek será confirmado en el cargo o si el gobierno buscará otro nombre como nuevo titular del Incaa.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta