Compartir

Una película de aventuras particular concebida a través de juegos de miradas, silencios, parsimonia recurrente y algo del nadismo habitual de una parte del cine argentino.

La aventura le pertenece al padre de María, y luego a su hija junto a David, debido a una escultura que el relato presenta como un MacGuffin, un disparador argumental de la supuesta trama. Los tonos que maneja el director Ignacio Ceroi (aquí la entrevista) oscilan entre la vaguedad expresiva de sus actores (funcionales a la historia), la música y las fiestas y las caminatas hacia sitios inexplorados.

Más que una aventura el film descree del heroísmo pautado por el clasicismo. Gustavo Castagna

——————————————————————-

Antiguas historias de aventura han formado un horizonte de expectativas bien delimitado. Cuando nos enteramos que un arqueólogo encuentra una estatuilla extraña, cuya forma hibrida es mezcla de hombre y tortuga, estamos listos para el viaje hacia la selva. Esto no sucede. Ignacio Ceroi se permite ciertas licencias, algunas acertadas funcionan y deleitan, otras confunden y dejan ciertas tenciones en la nada.

Varios momentos de intensa poeticidad inundan la sala, juego errante de color y sonidos. Sobreimpresión de títulos refuerza la idea de una historia contada por capítulos, donde los protagonistas, jóvenes, inician la búsqueda del padre desaparecido en la espesura de la selva. Empresa que sabemos destinada al fracaso, pero que tanto a los jóvenes como al propio espectador, puebla de preguntas. Mariana Zabaleta

Una aventura simple, de Ignacio Ceroi (Argentina, 2017) 

Días y horarios
24 de Abril de 2017 20:45 Village Recoleta Sala 7
25 de Abril de 2017 15:30 Village Recoleta Sala 7
26 de Abril de 2017 15:30 Village Recoleta Sala 7

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here