Compartir

Un negocio familiar que ha pasado de generación en generación: La casa de velatorios Caraggio en la localidad de Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, será el punto de partida del documental dirigido por Baltazar Tokman (Tiempo muerto, Planetario, I Am Mad).

La historia se centra en la vida de los Caraggio contada por una de las hijas, Sofía. Ella viaja a su pueblo para reencontrase con su familia y ayudar a su padre en los trabajos funerarios de la empresa. A partir de allí, la cámara se mete de lleno en la intimidad de los ambientes con la distancia justa. Sigue el día a día de Sofía dando luz a los vínculos familiares y paralelamente, registra la actividad que se desarrolla en la funeraria.

Sin embargo, el foco del relato sobre la actividad y el rol de esa empresa en el pueblo, comienza a disiparse con prolongadas escenas de la intimidad familiar: paseos por los lugares de infancia, las charlas con su abuela, el festejo de fin de año, un partido de fútbol. Esa búsqueda narrativa desbalanceada entre vida y muerte están en relación directa con los deseos de Sofía, quien aún no decide si quedarse y continuar la tradición del negocio, cuando su padre no esté, o volverse a Buenos Aires donde actualmente vive y trabaja.

Bajo una mirada sensible y alejada del rigor documental de observación, Casa Coraggio propone un diálogo entre las tradiciones y el presente, los ciclos vitales y la naturalización de la muerte de la que también se aleja demasiado.

Casa Coraggio, de Baltazar Tokman (Argentina, 2017)

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta