Compartir

La noche cae y para Jake y Mati el tiempo se detiene. Porto juega, sin ser caprichosa, con el tiempo. Lo mezcla y mutila como se mezclan los recuerdos y los sentimientos. Peligrosa simbiosis que se da, en el encuentro espontáneo, de dos cuerpos que se unen.

El romance no es fácil en los tiempos que corren, pero Oporto sigue manteniendo ese destello. Postales vivientes de la ciudad se mezclan con los relatos de aquel encuentro. Tres separadores dan cuenta de cierta dialéctica en el guion. Primero la historia de Jake, luego la de Mati y para finalizar una extraña síntesis entre ellos, “Jake y Mati”. Sin importar a donde van y de donde vienen, la historia no puede dejar de hacer un bucle y retornar a aquella habitación. Porto invita a conectar con la memoria, arrojando una experiencia seductora, desde la sonrisa y la inocencia.

Porto, de Gabe Klinger (Portugal, Estados Unidos, Francia, 2016)

Día y horarios
MA 25, 23.00, V Recoleta 6; MI 26, 17.40, V Recoleta 6; SA 29, 14.30, Gaumont.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta