Compartir

 Una película sobre las vida diaria en una ciudad de provincia puede tener distintos tonos, el del film de Rodrigo Moreno es amable, sin exageraciones porque si fuera de otra manera podría ser tomado como una visión tribunera de la cosa.

Moreno (El custodio, Un mundo misterioso, Réimon) planta su cámara en distintos escenarios que pertenecen a cualquier ciudad de provincia, en este caso es Colón en Entre Ríos, y vemos a sus pobladores pescando, corriendo por la costanera, jugando al rugby, transmitiendo desde una de sus FM donde se puede escuchar a un dúo de guitarras tocando una chamarrita y una especie de polka o vals muy propio del litoral. La cámara de Moreno no actúa como lo haría la de un entomólogo y hay apenas un dialogo que se mete en la intimidad de algunos personajes de la ciudad a través de los dichos de dos chocas que pasean en moto.

Una ciudad de provincia tiene el ritmo y el gracia de una mateada en la vereda de cualquier ciudad chica, de una tarde en la que se puede escuchar el cantar a los pajaritos y hasta tomarse un rato para jugar con el perro de uno de los vecinos.

Una ciudad de provincia, de Rodrigo Moreno (Argentina, 2017)

Días y horarios
27 de Abril de 2017 15:10 Artemultiplex Belgrano Sala 3

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here