Compartir

El actor Roger Moore, famoso por haber sido quien más veces se puso en la piel del famoso espía James Bond y por haber protagonizado la serie “El Santo”, murió a los 89 años, en Suiza, luego de una “corta, pero valiente batalla contra el cáncer”, según anunciaron hoy sus hijos, a través de una carta publicada en su cuenta oficial de Twitter.
A pesar de haber protagonizado la popular serie “El Santo”, entre 1962 y 1969, un entrañable ladrón que elegía a sus víctimas entre personas de dudosa reputación, Moore alcanzó su mayor reconocimiento cuando en 1973 asumió el rol del famoso espía 007, ideado por el escritor Ian Fleming, que hasta ese momento había interpretado Sean Connery.
Previamente, en 1971, había formado una memorable dupla junto a Tony Curtis en la serie “Dos tipos audaces”, otro emblema de las propuestas de acción, suspenso y aventuras.
Moore encarnó a Bond en siete oportunidades hasta 1985, lo que lo convirtió en el actor que más películas protagonizó de esta popular saga, de la que debió retirarse a los 58 años por su edad, en una seguidilla que incluyó los filmes Vive y deja morir, El hombre del revólver de oro, La espía que me amó, Moonraker, Sólo para sus ojos, Octopussy y En la mira de los asesinos.
Nacido en Stockwell, Londres, Moore había debutado en cine en 1945 como centurión en la película César y Cleopatra e, inmediatamente, contó con varias ofertas laborales a raíz de su aspecto de galán.

En 2007 fue reconocido con una estrella en el Paseo de la Fama ubicada en el 7007 Hollywood Boulevard, además de haber sido condecorado con la “Cruz Oficial de la Órden del Mérito de la República Federal de Alemania”, como “Caballero Comendador de la Órden del Imperio Británico” y como “Comendador de las Artes y las Letras”.

En los últimos años, Moore tuvo un protagonismo importante al participar de la campaña publicitaria para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de llevar a cabo tareas humanitarias para Unicef.
La última aparición pública del actor se produjo en noviembre de 2016, en el Royal Festival Hall de Londres, tal como recordaron sus hijos en la carta en la que anunciaron su muerte, en donde fue ovacionado por el público.
Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta