Compartir

solo quien ha visto la verde llanura convertirse en blanco desierto, entiende el sordo silencio del paisaje nevado. La crudeza de este paraíso es la fuente de su belleza. Lejos de la ciudad, donde los hombres pujan el tránsito por las calles, el crimen también se sucede, dejando tras de sí las huellas del misterio.

Viento salvaje es una propuesta interesante y efectiva, el Neo-noir contiene el despliegue de personajes alrededor de un misterio: la aparición sin vida de una mujer nativa en la Reserva Indígena Americana. Una peli de detectives fuera de la ciudad parece difícil, pero Taylor Sheridan muestra los dientes entregando un thriller repleto de momentos de acción y misteriosa poesía.

Cory Lambert (Jeremy Renner) mira de refilón el blanco horizonte, la dura nostalgia de su rostro dispara preguntas continuas. Acostumbrados a sus interpretaciones dentro de las franquicias de Marvel, Viento salvaje resulta una excelente oportunidad para disfrutar de la versatilidad de dicho interprete. También es interesante ver el trabajo realizado por Elizabeth Olsen, como la agente del FBI encargada del caso. Lo que podría haber generado desbalances se convierte en una dupla fantástica, el guion plantea con efectividad la intervención de ambos personajes destacando sus aspectos más atractivos.

La comunidad que vive dentro de la Reserva no oculta el pasado, solo se llama al silencio en un continuo duelo. Hombres recios y mujeres fuertes, la idiosincrasia de dicho pueblo es retratada con complejidad, algo de estereotipo se huele pero lo entrañable y emotivo que resultan ser dichas figuras lo resuelve.

Acción en la nieve, pocos han visto semejante potencial, despliegue de velocidad y temeridad. Sumado a un escenario que de por sí ya se muestra hostil, la muerte allí es el final luego de un tormentoso camino de agonía. Cory sabe eso y mucho más, un cazador en esas tierras aprende no solo la escucha y la espera, sino también el respeto ante la ferocidad de la naturaleza.

El único punto flojo es una cuestión de matriz, Hollywood parece tener miedo y necesita resaltar que detrás de su propuesta hay una realidad que denunciar. Como si pesara en su ser-entretenimiento el tocar temas que siempre estuvieron presentes en algunos géneros, pero que hoy son tema de agenda publica. Mas allá de eso la propuesta despliega un tratamiento del Neo-noir como pocas películas este ultimo tiempo y con ello el placer de ver cómo trabaja conscientemente los límites del propio género.

VIENTO SALVAJE
Wind River, Estados Unidos, 2017.
Dirección y Guion: Taylor Sheridan. Intérpretes: Kelsey Asbille, Jeremy Renner, Julia Jones, Elizabeth Olsen. Duración: 107 minutos

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here