Compartir

Horas antes de la ceremonia en donde recibiría el Premio Donostia a la trayectoria, Ricardo Darín ofreció un conferencia de prensa por el galardón y luego se le sumó Santiago Mitre y Dolores Fonzi, director y actriz de La cordillera, que esta noche se proyectará luego del reconocimiento al actor argentino.

Lo primero que aclaró Darín fue que reconocimientos como el Donostia lo hacen sentir más cómodo en vez de premio, “Lo que no me gusta de los premios es la dinámica de la contienda, de tener, de alguna manera, que resaltar una cosa para dejar de lado otro. Elegir una película y no la otra, este actor y no el otro”, y agregó que inevitablemente el lauro “Me hizo recordar mi camino y a toda esa gente con la que me crucé”, reflexionó.

Esta va a ser la primera vez que el Donostia le sea entregado a un latinomerica y si bien casi nadie pone en duda el valor del trabajo de Ricardo Darín, el galardón sin ninguna duda tiene que ver con el lugar que ocupa como uno de los actores más importantes de la actualidad, pero además, por el lazo que lo une con España, una relación que no hace más que crecer año a año y película a película que lo tenga como protagonista.

Con el pelo largo, por exigencias de Asghar Farhadi, director iraní con el que rueda en Madrid, y sin dejar de bromear con los periodistas, Darín se mostró divertido, atento y encantador, tanto que a las preguntas sobre política las eludió de buen humor: “Ya tengo bastante con la política argentina, pero no nos queda más remedio que estar al tanto de lo que ocurre ya que venimos acá; así que, te agradezco de que no me hagas la pregunta que me ibas a hacer”.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here