Compartir

La esperada nueva película de Alberto Lecchi (la última película del director de Perdido por perdidoEl juego de Arcibel y El dedo en la llaga había sido Sola contigo, en 2004), la apuesta sobre una temática necesariamente pendiente, la dictadura cívico militar Argentina es parte de un nosotros que necesita ser contado.

El hallazgo de los restos, de victimas de delito de lesa humanidad, es el disparador de esta historia. Entre los múltiples cadáveres se encuentra una pareja, Miguel Creu y su esposa Esther. El misterio inicia la partida de este thriller, en el centro Miguel y Esther son dos siluetas que comienzan a recortarse a través de los dichos de otros personajes.

Tensión se alza presente desde el inicio, nuestro héroe Miguel es una especie de Ulises, venido desde tierras lejanas trajo consigo el espíritu de la revolución. Esta vez no habrá regreso, sino más bien reencuentro de una siguiente generación. Su hijo Ariel (Dario Grandinetti) muestra un resquemor extraño ante la aparición de sus padres, este carácter se acentúa ante el hecho de tener que participar como declarante en el juicio contra el coronel Leiva (Hugo Arana). La sombra de la duda se instala otra vez sumando tensión al film. Ariel se muestra inmóvil, arrastrado por los sucesos, inhibido por sentimientos y pensamientos, tensionado por su familia y por un excéntrico investigador español (Juan Echanove), que dedicó su vida a escribir sobre este héroe revolucionario.

El guion es interesante, denota dedicación en conectar los sucesos y los personajes, es la dirección de actores la que resta por completo al film. Ello sumado a una puesta fotográfica extremadamente limpia, que rompe continuamente el verosímil. Estas cuestiones subrayan la puesta liviana del relato, la desprotección de los testigos en el juicio, motor de la acción en la última hora, desestima los procesos judiciales y sociales en nuestro país. El pueblo está ausente, solo aparece tibiamente retratado a través de la absurda figura de los albañiles, mandados a hacer por Ariel (arquitecto-patrón). Que picardía, más elogio rotundo a las interpretaciones de Hugo Arana y Jorge Marrale, que construyen personajes pregnantes de discusión.

TE ESPERARÉ
Te esperaré. Argentina/España, 2017.
Dirección: Alberto Lecchi. Guión: Alberto Lecchi y Daniel García Molt. Intérpretes: Darío Grandinetti, Juan Echanove, Inés Estévez, Hugo Arana, Jorge Marrale, Blanca Jara, Juan Grandinetti, Ana Celentano, Luisina Quarleri, Lucas Ferraro. Producción: Alejandro Piñeyro. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 90 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here