Compartir

Se cuenta una historia en el mundo del periodismo acerca de un periódico editado en una ciudad de los Estados Unidos,en el que se publicaban solamente buenas noticias. El asunto fue idea de un pastor que viendo que los diarios importantes solo aportaban negatividad, decidió demostrarle a esos grandes medios que la gente necesitaba que le contaran historias positivas, que la gente tenía buenos sentimientos y que un diario que sólo aportara a la comunidad buenas noticias y una mirada positiva podía ser un éxito. El resultado de la experiencia fue económicamente desastroso y el diario se editó un corto tiempo, porque el pastor tenía mucha buena voluntad pero no era loco y paró el proyecto antes de fundirse.Bienvenidos a Alemania parece haber sido filmada con las misma premisa con la que se imprimió aquel diario.

Diallo, un refugiado nigeriano logra llegar a Alemania e inicia los trámites para ser considerado un refugiado político, teniendo en cuenta que su familia entera fue masacrada por el grupo terrorista Bok Harum. Diallo tiene problemas con el idioma alemán, pero mientras las autoridades deciden si lo dejan quedarse, el africano trata de interactuar con los alemanes y resulta que es acogido por una familia de apellido Hartmann que es es una suma de estereotipos del conflictuado mundo moderno.

Diallo es de buen corazón, amable, justo, musulmán y da buenos consejos a todos. La familia que lo acoge tiene un montón de problemas, que van desde la hija soltera y con el reloj biológico a punto de hacer sonar la alarma, un hijo internado por lo que antes se llamaba surmenaje. También hay un nieto de los Hartmann que graba un rap para el colegio y otros personajes así de esquemáticos y aburridos.

Ningún conflicto termina de estallar y aunque aparezca un grupo de vecinos neonazi, nadie corre real peligro. Las actuaciones están  al borde de la macchieta, la cámara y la puesta no despegan más allá del formato televisivo, hasta llegar al juicio, que decidirá el destino del refugiado.

Y bueno, nadie quiere que Diallo vuelva a Nigeria para ser masacrado, pero si se va a quedar en Alemania esperemos que un personaje tan lavado no aparezca más por un un set de cine. En ningún lado.

BIENVENIDO A ALEMANIA
Willkommen bei den Hartmanns. Alemania, 2016.
Guión y dirección: Simon Verhoeven. Elenco Senta Berger, Heiner Lauterbach, Florian David Fitz, Palina Rojinski, Elyas M’Barek y Eric Kabongo. Fotografía: Jo Heim. Música: Gary Go. Edición: Denis Bachter, Stefan Essl y Tom Seil. Distribuidora: Cinematiko. Duración: 116 minutos. Apta para mayores de 13 años. Salas: 15.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here