Compartir
Ralph Haiek, Norma Aleandro y Axel Kutchevasky en el homenaje a la actriz.

Con la proyección de Madame Hyde del francés Serge Bozon y el protagónico de Isabelle Huppert, comenzó la 32º edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata con una ceremonia conducida Axel Kutchevasky en el Teatro Auditorium, que incluyó invitados especiales, homenajes, la actuación de la banda municipal marplatense.

La lluvia no impidió el despliegue de la tradicional alfombra roja por donde pasaron los franceses Claude Lelouch, Bozon y su actor Pierre Léon; las actrices Norma Aleandro, Érica Rivas, Carla Quevedo, Jazmín Stuart y Flavia Palmiero; cineastas como Ulises Rosell, Fernando Díaz, Demián Rugna y Rubén Guzmán.

La ceremonia de apertura de este año contó con un homenaje a Mirtha Legrand (ausente por un problema con el auto que la llevaba a Mar del Plata), además de Tita Merello, Norma Aleandro y Graciela Borges, quien tampoco pudo estar debido a que se encuentra en pleno rodaje de La quietud, la nueva película de Pablo Trapero.

En el acto inaugural, también se rindió tributo con un video sobre su trayectoria al cineasta José Martínez Suárez, quien cumple diez años como presidente del certamen, y que al subir al escenario aseguró que todo este tiempo “fue muy importante en mi vida. Todo tiempo pasado fue mejor, pero este fue formidable”.

En la ceremonia estuvieron presentes el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Ralph Haiek; el vicepresidente, Fernando Juan Lima, y el nuevo director artístico del festival, el estadounidense Peter Scarlet, que señaló que su objetivo es que durante estas nueve jornadas cinematográficas “el público pueda ver muchas más películas de las que tenía planeadas”.

Por su parte Haiek dijo que busca, “apuntalar algo que en la Argentina tenemos y es único: el talento audiovisual, uno de los pocos activos exportables que tenemos en el país y que buscamos que se vea en todo el mundo”.

Otro de los momentos destacados del evento fue subrayada con un homenaje a Claude Lelouch, una de las presencias destacadas, con la proyección de Un hombre y una mujer, que ya había presentado su film en una de las primeras ediciones del festival.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here