Compartir

Fantasía nórdica, paisajes fríos y desoladores, la llanura de hielo y nieve es recortada por un frondoso bosque. Estos paisajes son retratados por Joachim Trier con experticia, resaltando y dotando de una extraña, y continuamente presente, personalidad y fuerza a los mismos. Este escenario interactúa con Thelma desde pequeña, el bosque habla una lengua oculta que ella deberá comprender.

La transición de dejar el hogar paterno para insertarse en la vida universitaria es, siempre, traumática. En una edad donde la personalidad es un espacio de conflicto, Thelma, se abre al mundo de sus pares. Una identidad sesgada por un padre castrador comienza su metamorfosis en el campo universitario de Oslo. Romper la crisálida será un viaje doloroso, donde descubrir y asumir el propio yo estará interconectado con sucesos paranormales.

La oscuridad y la luz tienen un mismo nicho para Thelma, su cuerpo y mente pueden producir eventos con solo figurar imágenes. Todo ello conjuga una fantástica reflexión sobre la adolescencia dotada de planos de magnifica poesía.

Thelma, de Joachim Trier (Noruega/Suecia/Francia/Dinamarca, 2017).

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here