Compartir

En un país con sobradas muestras de intolerancia frente a ideas o comportamientos diferentes, que recién salía de la peor dictadura (1976-1983) y con una democracia incipiente en manos del presidente Raúl Alfonsín (1983); la esperanza de una generación reprimida, silenciada y perseguida por su inclinación sexual, supo ser traducida por alguien clave que aprovechó el contexto histórico para rebelarse a tantos maltratos y discriminación policial que padecía todo puto, lesbiana o travesti que anduviese por ahí.

Poner el cuerpo y ser la voz de muchos otros, visibilizarlos como nunca antes. Dar la vida por una causa donde el ideal sea la libertad. Ese cuerpo y esa voz fueron las de Carlos Jáuregui (1957-1996), activista y militante por los derechos de la comunidad gay argentina, y las que dieron sentido al documental de Lucas Santa Ana (Como una novia sin sexo), con un título muy nuestro: El puto inolvidable. La vida de Carlos Jáuregui.

La película tuvo su premiere mundial en la selección oficial del Festival Asterisco 2016 y un vasto recorrido por distintos festivales (LesGaiCineMad, MiFo, OutFest Perú, El Lugar sin Límites y Mig Género, entre otros), reconstruyendo la transformación de un hombre, oriundo de La Plata, que pasó de ser profesor de historia a Primer Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) en 1984, y cómo su lucha logró modificar los derechos civiles de sus integrantes.

El tema tiene peso y valor por sí mismo, al que se suma el perfil del líder del movimiento como fue Jáuregui. Ante ese desafío, el realizador construye un documental de formato clásico, rítmico y cronológico que da cuenta de la vida y obra de su protagonista bajo la conducción del periodista e integrante de la CHA, Gustavo Pecoraro. A través de entrevistas con amigos y compañeros de lucha, imágenes de archivo y diversos audios, el documental combina el aspecto biográfico con el histórico, principalmente en relación a los resultados del activismo. Uno de los principales logros, fue la creación de una nueva jurisprudencia que defienda y contemple los derechos civiles de todos los gays.

Otros de los temas trabajados con sensibilidad y respeto fue la aparición del flagelo del HIV/SIDA en el 85, la falta de información sobre el tema, la muerte de muchos homosexuales, el enfrentamiento con la iglesia, la creación de la asociación Gays DC, y la primera marcha del orgullo gay (1992) por las calles de Buenos Aires. Todos esos factores sentaron precedentes para posibilitar que, hoy, exista legalmente el matrimonio igualitario, entre otras cosas.

En el origen de nuestra lucha está el deseo de todas las libertades” decía Jáuregui. Un deseo que pudo cumplir, y que hoy puede leerse en una Plaza que lleva su nombre o en una estación de subte donde está su imagen. La trascendencia que alcanzó y el legado social que supo construir permitió que el “orgullo” flamee visible en una bandera de colores.

EL PUTO INOLVIDABLE. VIDA DE CARLOS JÁUREGUI
El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui.
 Argentina, 2016. Dirección: Lucas Santa Ana. Guion: Gustavo Pecoraro, Lucas Santa Ana. Dirección de Fotografía: Pablo Galarza / Montaje: Martín Senderowicz, Lucas Santa Ana / Dirección de Sonido: Mariano Fernández / Música: Karen Bennett. Entrevistados: César Cigliutti, Ilse Fuskova, José Chaya, Marcelo Ferreyra, Alejandro Modarelli, Luis Biglié, Kado Kotzer, Martin de Grazia, Marcelo Feldman, Pastor Roberto González, Alejandra Sardá, Mabel Bellucci,  Zelmar Acevedo, entre otros. Duración: 84 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here