Compartir

Suburbiacon es agradable, cómodo, vistoso y sobre todo es el sueno americano hecho vecindad, de hecho pudo haber sido el pueblo donde los padres de Marty McFly se conocieron. Un pueblo creado a la medida de lo que la América post segunda guerra mundial necesitaba. A ese lugar soñado llega una familia de raza negra y algo empieza a desatarse en el aparentemente amable Suburbiacon. Los vecinos de la familia Mayers, los nuevos vecinos, son un trío aparentemente muy normal conformado por Grand (Matt Demon) y Rose y Margareth (Julianne Moore por dos) esposa y cuñada del aparentemente temeroso de Dios Grand Mayers. A medida que avanza la película, escrita por los hermanos Coen, George Clooney y Grant Heslov, la familia blanca se va mostrando tan normal como la de la canción aquella de Sui Generis.

El asunto es que la mirada satírica de Clooney tiñe toda la película, que va a acumulando situaciones grotescas para terminar en un verdadero estallido de sangre, violencia y descontrol. Ya se sabe que el humor negro no es para todo el mundo y que a los hermanos Coen les suela pasar que se pasan de rosca y dejan a sus personajes como verdaderos idiotas. Pero el pulso de Clooney siempre resguarda algo de corrección política o algo de humanidad y entonces hay giros que hacen que el espectador note cierta insistencia. A pesar de eso las grandes actuaciones de Demmon, Julianne Moore y Oscar Isaac salvan a la película.

Hay mucho de los grandes policiales de Hollywood, un poco de Billy Wilder y alguna referencia a al Hitchcock de Vértigo. Con todo eso alcanza para que Suburbiacon sea un buen entretenimientoque que además, trafica una mirada crítica a la pesadilla americana.

SUBURBICON: BIENVENIDOS AL PARAÍSO
Suburbicon. Estados Unidos/Reino Unido, 2017.
Dirección: George Clooney. Guión: George Clooney, Joel Coen, Ethan Coen y Grant Heslov. Elenco:Matt Damon, Julianne Moore, Noah Jupe, Oscar Isaac, Glenn Fleshler, Megan Ferguson, Jack Conley, Gary Basaraba, Michael D. Cohen, Steve Monroe. Producción: George Clooney, Grant Heslov y Teddy Schwarzman. Distribuidora: Diamond Films. Duración: 104 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here