Compartir

El ciclo “Hasta la próxima botella: Aki Kaurismäki”, que reúne a cinco de las mejores películas del consagrado cineasta finlandés, entre las que figuran sus clásicos La chica de la fábrica de fósforos (1990) y El hombre sin pasado (2002), se llevará a cabo a partir del domingo 3 de diciembre, con entrada libre y gratuita, en el Palais de Glace de la ciudad de Buenos Aires.

Programada por Malena Souto, la muestra tendrá lugar todos los jueves, viernes, sábados y domingos, a las 19, en el museo ubicado en Posadas 1725 del barrio porteño de Recoleta, con el apoyo de la Embajada de Finlandia en Buenos Aires, la Finnish Film Foundation y el Instituto Iberoamericano de Finlandia.

El ciclo contará con un programa paralelo de presentaciones a cargo de académicos y especialistas que ofrecerán una lectura estética transversal sobre la filmografía del realizador finlandés.

“El cine puede mantener la esperanza, estoy hablando del cine de la verdad no de las tonterías que se suelen proyectar y se han proyectado siempre. (..) Puedo hacer películas tristes, pero básicamente deseo que el público salga más feliz de lo que entró. Esa es la teoría básica. Es por eso que mis películas son tan exageradamente optimistas”, afirmó Kaurismäki en una entrevista.

La muestra empezará el domingo 3 con la película La chica de la fábrica de fósforos (1990), que aborda el drama de una joven obrera que trabaja en una fábrica de fósforos, mientras debe volver a casa y servir a su despótica madre y arrogante padrastro, quienes sólo ven en ella una fuente económica para mantener sus vidas ociosas frente al televisor.

Seguirá los días siguientes con Nubes pasajeras (1996), que sigue los pasos de una mujer que pierde su empleo como camarera en el restaurante Dubrovnik, en Helsinki, y por si esto fuera poco acaba enterándose de que su marido Lauri fue despedido de su trabajo como conductor de tranvía hace ya un mes.

En Nubes pasajeras, Kaurismäki demuestra que cada infortunio es pasajero y que al final de la escapada, el poder de la fuerza y determinación de los protagonistas logran hacerle frente a cualquier adversidad.

El ciclo ofrecerá además sus filmes El hombre sin pasado (2002), Contraté un asesino a sueldo (1990), y Hamlet va de negocios (1987), una fascinante, libre y moderna adaptación de la emblemática obra de William Shakespeare donde el protagonista se transforma en accionista principal de la compañía transnacional familiar tras la muerte de su padre, que en manos de su tío pretende transformarse en una empresa visionaria de fabricación de patitos de goma.

Fuente: Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here