Compartir
El cineasta checo exiliado en Estados Unidos Milos Forman, murió anoche tras una breve enfermedad en Warren, Connecticut, a los 86 años, informó hoy su mujer, Martina Zborilova, a la agencia de noticias checa CTK.

El artista que decidió radicarse en Estados Unidos tras la represión soviética a la Primavera de Praga de 1968, es autor de una obra cinematográfica tan personal como exitosa en la que destacan títulos como Atrapado sin salida (1975) y Amadeus (1984), que merecieron sendos premios Oscar a la mejor dirección.

Ese par de filmes acapararon un total de 13 estatuillas de la Academia de Hollywood, 5 para la cinta sobre el destrato a los enfermos mentales, protagonizada por Jack Nicholson que por esa labor alcanzó su primer Oscar y 8 para la historia de Mozart narrada desde la perspectiva de su rival, Antonio Salieri.

Pero, además, la faceta internacional de Forman también incluyó otras películas de alto impacto como el musical Hair (1979), Ragtime (1981, acerca de un exitoso pianista de afroamericano de ese género que padece discriminación racial) y Valmont (1989).

En los 90 estrenó Larry Flynt, el nombre del escándalo (1996, sobre el magnate dueño de la revista Hustler que logró el Oso de Oro del Festival de Berlín) y El mundo de Andy (1999, inspirada en la vida del comediante Andy Kaufman que demandó una ardua labor dramática para Jim Carrey).

Su última labor como director fue en 2006 con Los fantasmas de Goya (situada en la agitada España de entre 1792 y 1809 y avistada desde los ojos del pintor).

En esa profusa actividad en Hollywood, el artista nacido en Caslav el 18 de febrero de 1932, además dirigió a figuras de la talla de John Savage, James Cagney, Tom Hulce, F. Murray Abraham, Colin Firth, Annette Bening, Woody Harrelson, Courtney Love, Edward Norton, Danny DeVito, Javier Bardem, Natalie Portman y Stellan Skarsgård, entre más.

En 2007 se embarcó junto con sus gemelos mayores (de su segundo matrimonio con Vera Kresadlova) en la puesta en escena en el Teatro Nacional de Praga de la ópera cómica “Un paseo bien pagado”, procesó que documentó en una película que presentó en 2009 en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

Y hacia 2012 volvió a la pantalla grande pero como actor al encarnar a un antiguo amante checo en la comedia Las bien amadas, junto a la diva francesa Catherine Deneuve y la hija de ésta, Chiara Mastroianni.

El tránsito de reconocimiento planetario a su talento, llegó después de una existencia dura en su país. Cuando tenía sólo ocho años, sus padres fueron apresados por la Gestapo y murieron en un campo de concentración.

Luego estudió en la Academia de Cine de Praga y se convirtió en uno de los precursores de la experimental Nueva Ola de cine checoslovaco con películas satíricas que marcaron su estilo crítico y burlón como La audición, Pedro el negro, Los amores de una rubia y Al fuego, bomberos!.

Tras la Primavera de Praga, su primer proyecto en Hollywood fue la sátira generacional Búsqueda insaciable (1971) que recibió el premio del jurado en el Festival de Cannes, pero no tuvo éxito en las taquillas de Estados Unidos, perdió el permiso de trabajo y temió ser repatriado.

En una carta leída en febrero de 2013 con motivo del galardón a su trayectoria otorgado por la Asociación de Directores, Forman agradeció a colegas como Sidney Lumet que lo apoyaron cuando corría peligro de ser deportado.
La vida amorosa de Formal lo unió primero con la célebre actriz checa Jana Brejchova y su mujer actual era la también checa Martina Zborilova, con la que tuvo otros dos hijos: Andrew y James.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here