Compartir

Una ruptura con la narración lineal. Esto nos propone, desde occidente, Inés De Oliveira César. No habrá flashbacks o repeticiones, solo la palabra y un enunciador en conflicto con ella, producirá éste efecto. La vida y la muerte no se conectan de manera lineal, el imbricado tejido muestra sus roturas como medallas de guerra. El desamor, crisis emocional y personal, arroja a la protagonista a una odisea existencialista. Deberá hibernar para recomponer su “estar” en el mundo. Mudar de piel, como tantos animales y plantas, para volver al hogar.

La otra piel juega como un trabalenguas, nos cuenta historias dentro de historias, hace del “afuera” un territorio por momentos ajeno y peligroso. Una voz en off, enunciador quebrado y conflictivo, arroja retazos de relatos, reflexiones, generando relaciones entre las imágenes y la palabra. Una relación que se pondrá en juego, arrojando los dados una vez más, para que el espectador continúe escribiendo sobre la imagen un relato negado.

La otra piel, de Inés De Oliveira Cézar (Argentina, 2018)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here