Compartir

Violenta, oscura y extravagante película de animación en la que los niños de varias aldeas japoneses sirven de alimento y para el armado de monstruos verdaderamente horribles. Hay un chico extranjero, estadounidense, que sale de paseo con un amiguito y se pierden en un bosque para terminar jugando en un extravagante parque temático armado por un personaje siniestro. La trama del juego parte de una invasión que destruye parte del mundo, pero a medida que avanzan en el supuesto juego temático todo se pone más y más denso. Descubren que varios amiguitos de ellos han sido secuestrados por el dueño del parque y a medida que se va entendiendo lo que pasa el juego ya deja de ser un juego.

La película es de una animación bastante desconcertante y la estética que muestra es por momento extremadamente gore. No es para todos, pero sin uno se deja llevar y entra en lo que propone el relato, se disfruta mucho todo lo que el final desaforado propone.

Violence Voyager/Viajero de la violencia, de Ujicha (Japón, 2018)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here