Compartir

Restos de películas que no fueron, fragmentos que parecían perdidos, de un pasado ya lejano, de otras décadas, de otros cines y de mundos diferentes.

Listorti se apropia de algo que no llegó a ser y lo convierte en material novedoso desde un lugar donde se fusionan el historiador y el restaurador. No hay cabezas parlantes ni textos explicativos, no hay lugar para los lamentos sino para la reconstrucción de un paisaje que se perdió y que en menos de una hora resucita desde las ideas de un director.

A la manera de Sucesos intervenidos (2014), emprendimiento colectivo sobre aquel mítico noticiero, La película infinita emplea esos materiales para darles una nueva dirección: por momentos caótica y dispersa, en otros sustentado en una narración que apela al “collage ordenado”, los fragmentos de una docena de títulos entre cortos y largos construyen un rompecabezas cinéfilo repleto de fantasmas, de sensaciones antes que de certezas, de infinito continuo pero también de inminencia de pantalla en blanco, de lugar fantasmal y de vacío eterno.

Mirando este extraño trabajo de Listorti, que provocará euforia e irritación en dosis similares, recordé el final de Irma Vep de Olivier Assayas con esos curiosos efectos especiales que surcan el rostro y el cuerpo de Maggie Cheung hasta llegar a la pantalla-fantasma.

En el recorrido de Una película infinita, que a su manera es una película de fantasmas, se permite la mirada quirúrgica del cinéfilo: imágenes de una joven Ana Katz, de La neutrónica explotó en Burzaco de Agresti, de aquella primera versión de Zama dirigida por Nicolás Sarquís, de Ángel Magaña en El juicio de dios de Hugo Fili.

Luego, con los créditos finales, aparecerán los nombres de Llinás y Rejtman, entre otros, y una “maldición” que parece rondar por el nombre de Antonio Di Benedetto ya que dos “frustradas” adaptaciones de su obra se visualizan en el trabajo de Listorti.

Sin embargo, también el catálogo del cinéfilo ansioso queda en blanco y la película infinita ahora sí terminará para que los fantasmas se vayan a descansar.

LA PELÍCULA INFINITA
La película infinita. Argentina, 2018.
Dirección: Leandro Listorti. Producción: Paula Zyngierman y Leandro Listorti. Montaje: Felipe Guerrero. Diseño sonoro: Roberta Ainstein. Producción ejecutiva: Paula Zyngierman. Productor asociado: Gustavo Beck. Con las voces de Rosario Bléfari y Edgardo Cozarinsky. Con: Rosario Bléfari, Héctor Alterio, Ana Katz, Pepe Soriano, Jazmín Stuart, Charo López, Julia Elena Dávalos, Ángel Magaña, Romualdo Quiroga, Alba Mujica, Mario Pardo, Joaquín Bonnet, Yael Ken, Damián Dreizik, Roberto Bonomo, Osvaldo de La Vega, Alejandro Ocón, Rita Armani, Jorge de La Riestra. Duración: 56 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here