Compartir

El director de cine italiano Ermanno Olmi falleció esta madrugada a los 86 años en la ciudad de Asiago a causa de una larga enfermedad, se informó oficialmente.

En sus primeros años de juventud entró a trabajar en la empresa eléctrica Edison Volta, donde ya trabajaba su madre, y entre sus obligaciones se encontraban organizar las actividades recreativas de los empleados y documentar la producción industrial, para lo que crea una Sección Cinematográfica.

Mientras trabajaba en esta empresa, realizó su primer largometraje Il tempo si e’ fermato (1959), al que le siguió dos años después Il posto.

Su siguiente filme fue I fidanzati (1963), con el que participó por primera vez en la sección oficial del Festival de Cannes, y a partir de ahí empezó a desarrollar un estilo muy personal, donde comenzó a dar voz a voz a los más necesitados.

En los años siguientes dirigió algunos cortos documentales y el largometraje Un certo giorno (1968), y algunas películas para la televisión italiana como La cotta (1967), I recuperanti (1970) o Durante l’estate (1971).

En 1977, tras casi una década sin estrenar en salas, estrenó una de sus obras maestras, L’albero degli zoccoli, un relato poético pero al mismo tiempo realista sobre la vida cotidiana del campesinado italiano a finales del siglo XIX.

Por esta película ganó numerosos premios, entre ellos la Palma de Oro del Festival de Cannes, el David de Donatello a la Mejor Película y el César como Mejor Film Extranjero.

En 1982 se trasladó de Milán a Asiago y fundó la escuela “Ipotesi Cinema” para formar a nuevos talentos del celuloide.

Diez años después, en 1988, llegó La leggenda del santo bevitore con la que selló su gran regreso al mundo de la gran pantalla y con la que se hizo con el León de Oro en el Festival de Venecia y con varios premios David de Donatello, entre ellos a la mejor película, fotografía, director y montaje.

Entre sus últimos trabajos se encuentran Il mestiere delle armi (2001), nominado a la Palma de Oro en el Festival de Cannes y ganador de varios David de Donatello, entre ellos el de mejor película y mejor director.

También Tickets (2005), Giuseppe Verdi – Un ballo in maschera (2006), Centochiodi (2007) y Torneranno i prati (2014).

Además de dedicarse al cine, escribió varios libros como “Ragazzo della Bovisa” (2004) y “L’apocalisse è un lieto fine. Storia della mia vita e del nostro futuro” (2013).

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here