Compartir

En 1976 y en el marco de una situación que podríamos caracterizar como conflictiva -la humanidad siempre está metida en algo así, piensen que en el Paraíso era pocos y un hermano terminó matando a otro-, un avión con pasajeros de origen israelí fue secuestrado y obligado a bajar en Uganda. La situación lo tenía todo, secuestradores terroristas europeos que apoyaban la causa palestina, Idi Amin el dictador sanguinario y estrafalario de la época, una nación que no negocia con terroristas y antecedentes más o menos cercanos cómo los de Munich en 1972. La liberación de aquellos rehenes por parte de un comando del ejercito israelí fue una de las noticias de aquel año. Dos años después llegó a los cines con un elenco de estrellas una película dirigida por Irvin Kershner que celebraba aquella operación militar con Charles Bronson encabezando aquel reparto. El tiempo ha pasado, la humanidad sigue a los tiros particularmente en algunas zonas del planeta y el cine vuelve sobre aquella historia con una película que acá se titula como aquella de 1978 -pero que en realidad se llama “Siete días en Entebbe”- y que por supuesto no tiene el tono triunfal de aquella.

El centro de la escena no está ocupado esta vez por las cabezas militares de aquel rescate, sino en un la pareja de secuestradores que comanda el operativo. Dos alemanes, uno editor de libros revolucionarios interpretado por Daniel Bruhll y una activista cuya hermana era miembro de Baader Meinhof, la conocida agrupación autora de diferentes atentados interpretada por Rosamund Pike, comandan el grupo que secuestra el avión, secundados por dos palestinos comprometidos de lleno con la lucha, que por otra parte no terminan de entender qué hacen esos dos europeos abandonando su vida de comodidades para meterse en una lucha que no les debería importar.
Rescate en Entebbe es una película correcta, que gana mucho cuando abandona a los rehenes y a los secuestradores para narrar los entretelones políticos de la decisión del Estado Israelí al momento de armar el comando que va a entrar a sangre y fuego en Uganda para liberar a los ciudadanos secuestrados. Cuando se concentra en la trama política, el director José Padillha (RoboCop, Tropa de elite, Ônibus 174), patina con algunos momentos pretenciosos, que no se entiende demasiado que tienen que ver con la trama de la película.

Cine político de baja intensidad, algo de reflexión forzada y una película que tanto Brühl y Pike tratan de cargarse al hombro, aunque claro, no alcanza.

RESCATE EN ENTEBBE
7 Days in Entebbe. Reino Unido/Estados Unidos, 2018.
Dirección: José Padilha. Guión: Gregory Burke. Intérpretes: Daniel Brühl, Rosamund Pike, Eddie Marsan, Ben Schnetzer, Nonso Anozie, Mark Ivanir, Juan Pablo Raba, Denis Ménochet, Kamil Lemieszewski, Brontis Jodorowsky. Producción: Michelle Wright, Kate Solomon, Ron Halpern, Eric Fellner, Liza Chasin y Tim Bevan. Distribuidora: Diamond Films. Duración: 107 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here