Compartir

Con el antecedente de haber hecho de Deadpool un inesperado éxito en 2016, llega ahora la segunda película de este supehéroe mutante, bocón, procaz, que se jacta de no cumplir con ninguna pauta de las que se supone deben seguir los superhéroes. El desafío es cómo hacer una película que logre repetir a la anterior pero a la vez agregar información de manera que la historia vaya hacia algún lado. En este caso, las pautas son dinamitadas desde adentro, de tal manera que esta vez el héroe deja de ser un bufón violento para tratar de armar un grupo de cruzados que lo acompañen para cumplir una misión. Deadpool deja ser un héroe solitario, todos los seguidores de los cómics lo saben, pero el universo de Marvel en cine no siempre sigue los parámetros de los cómics al pie de la letra, Aún así se produce en esta película algo que los seguidores de Marvel esperaban: se forma la X Force. ¿Y qué se supone que es la X Force? Un grupo de mutantes paralelo al de los X Men -algunos de sus miembros aparecen en la película- y muchas referencias y chistes hacen que esa otra formación de Marvel tengan un peso importante.

Deadpool no sería nada sin Ryan Reynolds pero tampoco sin Cable, el villano que interpreta Josh Brolin, ni Domino que es una de las integrantes de la X Force interpretada por Zazie Beetz.

Es sin duda un tema de debate si el espíritu de comedia que muestra esta nueva etapa de todo el universo Marvel es pan para hoy y hambre para mañana, teniendo en cuenta que el exceso de auto conciencia pone a este héroe al borde del cinismo. También hay que decir que Los Vengadores: Infinity War resultó sorpresivamente dramática, aunque sabemos que hay que esperar a la continuación para ver que paso en la agrupación central de héroes creados por Stan Lee.

Cómo ya saben los seguidores de esta películas hay que quedarse hasta el final, en general suele haber después de los créditos una especie de pista sobre lo que sigue y en esta ocasión podemos decir que estamos en presencia de una de las mejores secuencia pos créditos de todas las películas de Marvel. Por otro lado y ya que estamos, hay que decir que la secuencia inicial de créditos es una parodia exquisita de los finales de la saga de James Bond.

DEADPOOL 2
Deadpool 2. Estados Unidos, 2018.
Dirección: David Leitch. Guión: Rhett Reese, Paul Wernick y Ryan Reynolds. Intérpretes: Ryan Reynolds, Josh Brolin, Morena Baccarin, Julian Dennison, Zazie Beetz, T.J. Miller, Brianna Hildebrand, Stefan Kapicic, Bill Skarsgård, Terry Crews. Producción: Ryan Reynolds, Simon Kinberg y Lauren Shuler Donner. Distribuidora: Fox. Duración: 119 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here