Compartir

Hace 17 años, cuando el Nuevo Cine Argentino era una pujante realidad, Juan Villegas debutó con Sábado, una comedia angustiosa en donde un grupo de personajes que bordeaban los 30 deambulaban por una desolada Buenos Aires casi sin rumbo con una visión del futuro que se definía entre la soledad y la desesperanza. Después llegaron Los suicidas, Ocio (co-dirigida con Alejandro Lingenti), Victoria y el mediometraje Adán Buenosayres: la película, un camino que lo llevó hasta Las Vegas, donde retoma el género pero de lleno, dispuesto a abordar la nostalgia pero con los elementos de la comedia pura, como los malos entendidos, seguro que la incomodidad de los protagonistas se traduce en humor en la pantalla, aunque sin perder de vista que el tema que lo ocupa son los vínculos, el peso de la historia sí, pero que en definitiva no es para tanto y que ser feliz es una posibilidad razonable.

Hay varios elementos para que Las Vegas sea disfrutable de principio a fin, empezando por el elenco encabezado por la extraordinaria Pilar Gamboa –La flor, El incendio, El Pampero-, capaz de hacer querible a Laura, esa madre neurótica, insegura y culposa que se va de vacaciones a Villa Gesell junto a su hijo Pablo (el rapero Valentín Oliva), al mismo edificio en donde conoció a Martín (Santiago Gobernori), el padre de Pablo. La tensión entre esa madre y su hijo -que da sus primeros pasos en el amor con una guardavidas- es innegable desde el vamos con un comienzo tan accidentado como desopilante en la ciudad costera, el prólogo de todos los desaciertos en los que incursionará Laura, disparados principalmente por el encuentro con su ex, que llega para la misma fecha al lugar acompañado por una novia colombiana y bastante más joven.

Todo el elenco es eficaz en una historia que se asienta en uno de los tópicos del cine nacional de las últimas dos décadas, es decir, una historia con algún nivel de resolución en la costa argentina, pero el relato se corre y ubica a los protagonistas en verano, lejos de las balnearios invernales de otras películas, con lo que se supone que hace la clase media argentina en las vacaciones, metiéndose en departamentos minúsculos, luchando con otras personas por miserables centímetros de playa, compartiendo espacios con jóvenes y luciendo algún look que volverá al placard cuando terminen los días de ocio.

Villegas suma situaciones, demuestra una vez más un oído atento para los diálogos, va seguro sobre esa familia desflecada, amorosa y la mayoría de las veces ridícula, pero que definitivamente merece otra oportunidad, al igual que los otros, los que no pertenecen al núcleo duro como la chica colombiana, como la guardavidas. Si en el comienzo de siglo Villegas había decidido que el final de Sábado necesariamente debía ser devastador y elegía el desayuno de una pareja para mostrar que ya no tenían nada que decirse y a la que solo le restaba definir el momento del fin de la relación, en Las Vegas repite casi la misma escena pero desde otro lugar, luminoso y optimista, el cierre coherente para una película divertida y a la vez conmovedora.

LAS VEGAS
Las Vegas. Argentina, 2018.
Dirección y guión: Juan Villegas. Intérpretes: Pilar Gamboa, Santiago Gobernori, Valentín Oliva, Valeria Santa, Camila Fabbri. Producción: Felicitas Raffo, Andrés Longares, Juan Villegas, Celina Murga. Producción Ejecutiva: Pamela Livia Delgado. Distribución: Cepa Audiovisual. Distribuidora: Cinetren. Duración: 75 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here