Compartir

Para los fanáticos de Star Wars hay algunas cuestiones que adquirieron por derecho propio la categoría de canon, una de ellas es que Han Solo es uno de sus personajes más carismáticos, cool y querible de la saga, una suma de cualidades definitivamente ligadas al carácter que le dio Harrison Ford. En ese sentido un spin-off para contar los orígenes de uno de los héroes más festejados de la multitudinaria comunidad geek era una apuesta arriesgada de Disney –hay que recordar que George Lucas vendió su empresa Lucas Film a Walt Disney, que incluyó a Star Wars en el paquete- en principio y fundamentalmente porque alguien tendría que interpretar al icónico personaje cuando era joven. Y claro, nadie, pero nadie, iba a estar a la altura del gran Harrison Ford.

La buena noticia es que si bien no es fácil ponerse en la piel del legendario contrabandista y aventurero, Alden Ehrenreich (La excepción a la regla, de Warren Beatty; Salve César!, de Joel y Ethan Coen) merece una oportunidad porque demuestra un carisma que todavía no alcanzó su techo.

Se trata entonces de la vida de Han Solo, que desde su entrada triunfal en el comienzo de la saga solo se sabía de su espíritu aventurero, su amistad con el peludo Chewbacca y claro, tratándose de Star Wars, de su legendaria nave El Halcón Milenario. Sin grandes sorpresas, se comprueba que Han creció en un medio hostil, que se las arregló para sobrevivir, que conoció el amor temprano con Qi’Ra (Emilia Clarke), que tuvo un accidentado encuentro con Chewbacca en donde forjaron un lazo para siempre y que involuntariamente, su presencia fue decisiva para el financiamiento de la seminal resistencia contra el imperio galáctico.

Ehrenreich acierta al darle un tono ingenuo al personaje y Ron Howard hace lo correcto al mostrar el aprendizaje del futuro héroe rebelde, una escuela forjada en aventuras por calles de varios planetas periféricos de la galaxia y una capacidad de incuestionable para meterse en problemas.

Lo cierto es que Han Solo es tan dinámica como cualquiera de las películas que la preceden del gigantesco universo de Star Wars pero con un director de indudable oficio como Ron Howard, la película es un buen relato que encaja correctamente pero carece del brillo que se espera de cualquier capítulo de la saga, es decir, tiene todos los elementos para ser un muy buen film de aventuras pero que no está a la altura de una mística que se viene contruyendo desde hace más de cuarenta años.

HAN SOLO: UNA HISTORIA DE STAR WARS
Solo: A Star Wars Story. Estados Unidos, 2018.
Dirección: Ron Howard. Guión: Lawrence Kasdan y Jonathan Kasdan. Elenco: Alden Ehrenreich, Joonas Suotamo, Woody Harrelson, Emilia Clarke, Donald Glover, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Paul Bettany, Jon Favreau, Linda Hunt. Producción: Kathleen Kennedy, Simon Emanuel y Allison Shearmur. Distribuidora: Buena Vista. Duración: 135 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here