Compartir

En el comienzo de El motoarrebatador una mujer es arrastrada al resistirse a un robo realizado desde una moto, un hecho común de la crónica policial diaria que lejos de terminar en ese hecho, se complica de manera inimaginable. La mujer al resistirse termina siendo arrastrada por el caco unos metros y de ahí al hospital sin escalas. Los dos ladrones tienen una pelea y el que manejaba la moto al momento de producirse el delito se separa de su cómplice y se preocupa por investigar el destino de la mujer robada. Manuel (Sergio Prina) se acerca al hospital, consigue la dirección de la mujer, se mete en su casa y comienza un proceso poco claro en el que el motoarrebatador usurpa la casa de la mujer, pero a la vez, se hace pasar por sobrino de la accidentada y se mete en su vida. La mujer se despierta sin memoria y la doctora que la atiende deja que ese sobrino que parece no conocer demasiado de la vida de la tía, rellene los huecos de la memoria de la mujer. Alrededor de esa historia hay una ciudad envuelta en una huelga policial que se extiende en le tiempo y que le da a la historia un marco de desintegración social e institucional.

La mujer acepta la compañía de el ladrón y este se mete en la vida de su víctima intentando enmendar lo que hizo, es lo que el espectador empieza percibir, aunque no todo es tan lineal en esta película donde llegado el momento, el ladrón no parece manejar todo con tanta solvencia y la mujer no parece ser tan indefensa. La víctima tiene un lado oscuro y el que parece el victimario de repente parece desvalido y estar sometido a la supuesta víctima. Sergio Prina transmite el desconcierto y a la vez la fiereza del ladrón que ve la posibilidad de salir de su vida marginal y de sacar a su pequeño hijo de allí, mientras que Liliana Juarez saca desde adentro de su personaje un costado por momentos siniestro y manipulador.

Pequeña pero a la vez gran coproducción entre la provincia de Tucumán y la República Oriental del Uruguay además de varias compañías de gran prestigio, El motoarrebatador ha tenido una muy buena y merecida recepción internacional, empezando por el estreno en la Quincena de Realizadores de Cannes (en donde Agustín Toscano junto a Ezequiel Radusky  ya había presentado Los dueños, en 2013), con un relato tenso e inquietante con actuaciones sólidas. Un director al que vale la pena seguir con atención.

EL MOTOARREBATADOR
El motoarrebatador. Argentina/Uruguay/Francia, 2018.
Guión y dirección: Agustín Toscano. Intérpretes: Sergio Prina, Liliana Juarez, León Zelarrayán, Daniel Elías, Camila Plaate, Pilar Benítez Vibart y Mirella Pascual. Fotografía: Arauco Hernández Holz. Música: Maxi Prietto. Edición: Pablo Barbieri. Dirección de arte: Gonzalo Delgado Galiana. Sonido: Catriel Vildosola. Distribuidora: Cinetren. Duración: 93 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here