Compartir

El cine de Carlos Sorin es un género dentro del panorama del cine nacional pese a lo cual, cada nueva producción muestra una sorpresa. En este caso es Joel, sobre un nene en situación de ser adoptado y la película empieza justo en el momento en que Ceci (Victoria Almeida) recibe la llamada en donde le avisan que hay un chico en posición de ser adoptado y que si están dispuestos a tomar la decisión junto a su esposo Rodolfo (Diego Gentile), deberían ir a buscarlo al juzgado lo antes posible.

El encuentro entre los padres adoptivos y Joel (Joel Noguera), es incómodo y la guarda que le da el juzgado a la pareja es por seis meses, transcurridos los cuales si todo va bien puede ser una adopción permanente.

Joel se inserta en la vida de la pareja y todo es por supuesto una prueba para los tres, que traen distintas vivencias y deben adaptarse a la vida en común. Por el lado de Joel que tiene nueve años se acumulan situaciones dolorosas, la ausencia de una familia real y un tío con el que vivió un tiempo, pero que ahora se encuentra en la cárcel. La cámara de Sorin muestra el imponente paisaje de Tierra del Fuego y la relación de esta nueva familia con gran maestría.

La película logra que la incomodidad de la situación se traslade al espectador, que se vuelve testigo de una situación que se va a haciendo más incómoda en la medida que Joel fuera de la casa de su nuevos padres no es precisamente tímido, sino que se vuelve una especie de héroe de los chicos de la escuela a la que debe asistir para ir adaptándose a la nueva situación. Aparecen indicios del pasado y de las vivencias del nene que termina siendo un incordio para la comunidad colegial, en la que se empieza a temer que sus relatos de marginalidad y lo que parece haber sido una vida marcada por la presencia de las drogas y de situaciones violentas se vuelvan una “mala influencia” para los otros chicos.

Allí es donde empieza una historia marcada por lo comunitario y la reacción de los otros padres que empiezan a reclamar y amenazan con sacar a los chicos del colegio. Acá aparece Ana Katz como madre de otro de los chicos como vocera de la incomodidad del resto y acaso como nexo entre la familia del chico peligroso y la comunidad.

El cine de Sorin se caracteriza por lograr una mezcla de actores profesionales con gente del lugar, un método que una vez más funciona perfecto para el tono que la película busca tener.

Carlos Sorín está de vuelta con una película que se atreve a incomodar al espectador con una historia cotidiana. Vale la pena sumarse a esta nueva historia mínima de un director que ojalá filmara más seguido.

JOEL
Joel. Argentina, 2018.
Guión y dirección Carlos Sorín. Intérpretes: Victoria Almeida, Diego Gentile, Joel Noguera y Ana Katz. Fotografía: Iván Gierasinchuck. Música: Nicolas Sorín. Edición: Mohamed Rajid. Sonido: Jose Luis Díaz. Distribuidora: Buena Vista International. Duración: 100 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here