Marley Corbett (Kate Hudson) tiene una exitosa carrera en el mundo de la publicidad, está rodeada de amigos que la quieren, deposita su amor en una sobrina y mantiene esporádicos y funcionales encuentros sexuales con diferentes hombres, convencida de que una relación estable no es para ella, tal vez influida por la sombra del fracaso del matrimonio de sus padres. Todo ese tinglado más o menos efectivo se revela frágil e insuficiente cuando se le diagnostica un cáncer terminal. A partir de allí, lo que resta es preparar la despedida, hacer las paces con su historia familiar y bucear en su interior a ver si es capaz de aceptar el amor sincero que le ofrece su médico, Julian Goldstein (Julian Goldstein) en el último tramo de su vida.

La idea de que una enfermedad terminal puede ser el camino para encontrar el sentido a la vida no es nueva para el cine y siempre fue un buen punto de partida dramático para explorar las reacciones ante el final cercano, tanto de quien sufre en carne propia los avances de la dolencia, en general cáncer, como de su entorno y cómo se preparan para el desenlace trágico.

En los últimos años la cuestión fue abordada desde otros ángulos, principalmente desde el humor negro. Solo para citar las más cercanas en el tiempo, ahí está la efectiva 50/50, de Jonathan Levine, con Joseph Gordon-Levitt y Seth Rogen; Antes de partir, de Rob Reiner, con Jack Nicholson y Morgan Freemam y la extraordinaria producción de HBO, Big C, con Laura Linney.

Lo cierto es que Antes de partir concentra bastante de estos títulos pero el tono liviano resulta forzado en tanto inevitablemente se inclina más por el drama del tipo Mi vida sin mí (Isabel Coixet, 2002), aún cuando en el esfuerzo de encaminar el relato hacia otro lado se animen incluso a un par de excursiones por el cielo, que incluye a una Whoopi Godberg en su fase más odiosamente canchera, en plan James Mason en El cielo puede esperar, el recordado film de Warren Beatty.

Reseña publicada originalmente en el diario Tiempo Argentino.

AMOR POR SIEMPRE
A Little Bit of Heaven. Estados Unidos, 2011.
Dirección: Nicole Kassell. Guión: Gren Wells. Elenco: Kate Hudson, Gael García Bernal, Whoopi Godberg, Kathy Bates, Lucy Punch, Treat Williams, Meter Dinklage. Producción: Skot Bright. Duración: 106 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here