El filme “Ónix”, de Nicolás Teté, fue recibido con entusiasmo por el público que colmó la sala principal del Complejo Oasis, la sede central de la muestra Pantalla Pinamar, a partir de un relato en donde una tragedia vuelve a reunir a dos ramas de una familia partida y en donde los más jóvenes, primos distantes, vuelven a juntarse para procesar el dolor a su manera, diferenciándose de los adultos.
Martina viaja con su madre a Villa Mercedes, la ciudad donde vive su familia materna. Tras doce años de ausencia se reencuentra con sus primos; no se ven desde niños, no siente que los conoce, pues crecieron separados. Sus madres están distanciadas por
problemas con la empresa de mármol ónix familiar. Los mas jóvenes de la familia están en un momento clave de sus vidas, en crisis con su futuro y ver a su familia distanciada no
los ayuda. Una tragedia los une y hará que tengan que estar juntos, vivir un viaje y volver
a conocerse. La segunda película del joven cineasta puntano Nicolás Teté (“Últimas vacaciones en familia”), está protagonizada por Ailín Salas, Nai Awada, Nicolás Condito, Camilo Cuello Vitale, Macarena Insegna, Many Diaz, Silvana Rincione, Titi Otazu y fue rodada en San Luis, con un equipo técnico de esa provincia.

Publicada originalmente en Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here