Media docena de estrenos cuya recaudación superó el promedio habitual y en especial la exitosa performance de Me casé con un boludo hicieron posible que el cine argentino marque un nuevo récord de más de cuatro millones de entradas vendidas en los primeros cinco meses del año, derribando al mismo tiempo el mito de que las grandes producciones nacionales deben llegar a sala a partir de julio.

Los 4.014.728 de entradas vendidas en estos meses representan un 129% más que la recaudación del cine nacional en relación con igual período de 2015 y también la cifra más alta de la última década.

Entre enero y mayo inclusive de este año se vendieron en total 21 millones de entradas, un 8 por ciento más que el año anterior, y de ese total, casi el 20 por ciento correspondió al cine argentino.

De ese porcentual poco más de la mitad fue para “Me casé con un boludo”, de Juan Taratuto, estrenada en casi 400 pantallas, de hecho cerca de la mitad de las que están en funcionamiento.

Los datos, producto de un comunicado emitido por el Ministerio de Cultura, del cual depende el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), así como de sucesivas publicaciones del portal de estadísticas para la industria Ultracine, son en este sentido contundentes y ameritan una evaluación y algunas conclusiones.

La primera, que el éxito del arranque de la temporada 2016 es la comedia mainstream “Me casé con un boludo”, de Juan Taratuto, con Adrián Suar y Valeria Bertuccelli, que desde su estreno el 17 de marzo hasta el 29 de mayo último alcanzó los 2.001.518 espectadores y se convirtió en la primera película argentina del año que supera los dos millones de asistentes.

El filme que repite el tono de comedia que Taratuto ya supo explotar con la misma dupla protagónica en Un novio para mi mujer, que también resultó un éxito de taquilla, alcanzó su primer millón apenas transcurrieron dos semanas de su estreno, y siguió creciendo a pesar de la piratería que sufrió tanto en YouTube, en HD, y manteros.

En el ranking sigue El hilo rojo, drama romántico de Daniela Goggi estrenado el 19 de mayo último, protagonizado por Eugenia Suárez y Benjamín Vicuña, que consiguió vender 485.723 localidades, una muy buena cifra, en menos de dos semanas de cartel, y todavía tiene margen para seguir sumando espectadores por un par de meses más.

El podio de títulos nacionales más vistos de lo que va del año lo completa 100 años de perdón, la coproducción argentino-española de Daniel Calparsoro, con Rodrigo De la Serna, Joaquín Furriel y Luciano Cáceres, que vendió 356.697 tickets desde su estreno, el 3 de marzo.

Este extraordinario momento del cine argentino, en el que se superaron los cuatro millones de espectadores entre enero y mayo de este año, tiene también en cartelera otras grandes películas que superaron largamente los 200 mil espectadores, como Kóblic, de Sebastián Borensztein, que hasta el 2 de junio sumó 295.387 entradas; Al final del túnel, que llegó a los 258.539 y Una noche de amor, dirigida por Hernán Guerschuny.

El 2015 ya había marcado un hito en la industria del cine en la Argentina, ya que más de 50 millones de personas asistieron a las salas, después de la significativa caída de la temporada 2014, incrementando la convocatoria en un 12,9 por ciento, alcanzando los 51.546.033 de espectadores, es decir una recaudación que ronda los 3000 millones de pesos.

En el ranking de las 10 películas más taquilleras de 2015 incluye a El Clan, de Pablo Trapero, que fue la cuarta más vista del año -y aparece tercera en el ranking histórico de películas argentinas-, mientras que la animación estadounidense Minions fue la más vista de la historia en la Argentina.

Para el resto del año se esperan atentamente los estrenos de Ciudadano ilustre, de Mariano Cohn y Gastón Duprat, con Oscar Martínez, Permitidos, de Ariel Winograd, con Lali Espósito y Martín Piroyanski; Inseparables, de Marcos Carnevale; y en especial Gilda. No me arrepiento de este amor, de Lorena Muñoz, con Natalia Oreiro como la recordada cantante de cumbia, que muchos aventuran competirá en el Festival de San Sebastián.

En materia de estadísticas por directores, Juan Taratuto pasó a integrar el grupo de los cinco con mayor recaudación según estadísticas tomadas desde 1997, encabezada por Juan José Campanela, con 7.4 millones, seguido por Juan José Jusid con 4.9, Rodolfo Ledo con 4.5 y Damián Szifrón, Pablo Trapero y el autor de No sos vos, soy yo, los tres con 4.5.

En estas estadísticas sobre cine nacional no aparece Tini, el gran cambio de Violetta, que a pesar del director Juan Pablo Buscarini y su primera figura, Martina Stoessel son argentinos, se trata de una coproducción europea de Gloriamundi S.L, del empresario argentino Pablo Bossi pero con sede en España, y la también española Producciones Audiovisuales Integradas, sin participación del Incaa con créditos o subsidios, y distribución mundial de Disney.

Fuente: Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here