Sin rodeos ni presentaciones, la historia comienza con la criatura terrorífica y asesina que aparece cuando las luces se apagan para cobrarse la vida de su primera víctima. Entre muchas otras fobias que atemorizan a la sociedad moderna, el director sueco David Sandberg fue por lo seguro y eligió explotar la oscuridad a la hora de inducir terror.

A pesar de los baratos y recurrentes jumpscares (los golpes de efecto dentro del género), el suspenso y la inquietud mantienen el interés fijado no solo en esperar el susto fácil, sino en la fastidiosa agonía de que la trama que sugiere siempre algo diferente.

Demostrar la humanidad de los personajes y cómo lo sobrenatural transgrede en su vida cotidiana, es lo que genera el nexo clave con el espectador en el relato. Entonces hay una familia inestable con todas las letras, con Rebecca (Teresa Palmer), la clásica scream queen y chica rebelde, Martin (Gabriel Bateman), el niño indefenso pero lúcido y Sophie (Maria Bello), la madre loca, responsable de la presencia infernal de Diana, que atenta contra la vida de quienes quieran brindarle ayuda psiquiátrica.

lucesOtra chica más de pelo sucio, cuyo rostro no se ve detrás de sus cabellos largos y oscuros en plan psicópata sobrenatural que vive gracias a la inestabilidad de su amiga y ex compañera de hospital. Sí, efectivamente, todo comenzó con una niña aterradora y perturbada, que recuerda a la espeluznante Samara de La llamada.

Basado en su cortometraje de 2013, el director apeló a un efectivo y simple concepto: un ser siniestro que se materializa en la oscuridad y se desvanece al exponerse a la luz. Prefiere no alejarse de su demonio omnipresente -el día tampoco es un lugar seguro- y repite esencialmente el mismo susto, una y otra vez, en un constante prender y apagar de luces.

Quienes quieran buscar una explicación racional, pensarán a la oscuridad como una metáfora para la depresión que te aleja de tus seres queridos o algo por el estilo. Quienes solo quieran ver cine de terror, sean bienvenidos, Cuando las luces se apagan es una de las películas más prometedoras del género, aunque tal vez este año no sea el mejor para mantener la luz encendida.

4ojookCUANDO LAS LUCES SE APAGAN
Lights Out. Estados Unidos, 2016.
Dirección: David F. Sandberg. Intérpretes: Teresa Palmer, Gabriel Bateman, Alexander DiPersia, Billy Burke y Maria Bello. Producción: James Wan, Lawrence Grey y Eric Heisserer. Guión: Eric Heisserer. Montaje: Michel Aller. Fotografía: Marc Spicer. Duración: 81 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here