La pasión por la música popular ha sido fuente de inspiración para documentales como De Ushuaia a la Quiaca, El silbador-Gustavo Leguizamón, Mercedes Sosa- Cómo un pájaro Libre, Los Carabajal, por nombrar solo algunos. Ahora es el turno del maestro Chango Farías Gómez que hizo del folclore lo que Piazzola al tango, una renovación estilística que enriqueció las raíces de nuestra música. A cinco años de su partida, la ópera prima de Milton Rodríguez es un sincero y cálido homenaje al aporte de un hombre que supo hacerse camino.

A través de entrevistas a familiares, periodistas, destacados músicos y artistas como Jaime Torres, Peteco Carabajal, Antonio Tarragó Ros, Koky y Pajarín Saavedra, entre otros, se va construyendo cronológicamente su carrera artística. Más allá de algunos datos biográficos, la película destaca la búsqueda del músico que encontró influencias musicales, nuevos ritmos e instrumentos para aportar otras texturas y sonidos al folclore. Así, introdujo complejos arreglos vocales, polifonía de voces y onomatopeyas para marcar el ritmo.

El documental intenta escaparse de ciertos formalismos típico de los trabajos bio-musicales. De esta forma, inicia con fondo negro un audio de Farías Gómez, donde relata durante cinco minutos los inicios del folclore en Cosquín y su debut en el primer grupo que integra: Los Huanca Hua. Por más interesante que resulte el relato, el recurso desorienta al espectador que espera la aparición de la imagen o de algún título de presentación. Sin embargo, éste inicio marcará, a lo largo del documental, la tendencia de enfatizar el plano sonoro sobre el visual, como si lo que importara, verdaderamente, sea la música más allá de la imagen.

changoSiguiendo esa premisa, hacia el final del film, se inserta un rótulo en el que se lee “cerrar los ojos y escuchar el tema de fondo”. Por el mismo motivo, hay pocas imágenes del Chango, apenas una foto de joven, un retrato e imágenes de archivo de dos presentaciones televisivas junto a su grupo. Esa ausencia no hizo más que enriquecer su figura.

El novel director conoció a Farías Gómez y fue testigo de muchos encuentros musicales. Una experiencia que denota la admiración y la necesidad de transmitir, a través de cada uno de los entrevistados, el detalle minucioso de su obra con algunos tecnicismos musicales, que llevará al film a una duración demasiado extensa y reiterativa por momentos.

Vale destacar, la coreografía de los hermanos Saavedra basada en un tema del Chango y, otra escena donde, a través del montaje, se unifica los gestos de los entrevistados mientras se escucha de fondo el maravilloso tema “Maturama”; un aporte de creatividad y emotividad al género.

Y como de folclore se trata, la cita de un gran maestro va de cierre: El Chango Farías Gómez es el único capaz de ponerle mostaza al asado y que no pierda el gusto”. Atahualpa Yupanqui.

3ojookLA DEL CHANGO
La del Chango, Argentina, 2014.
Dirección: Milton Rodríguez. Sonido: Nicolás Payueta. Montaje: Florencia Gómez García, Sebastián Mega Díaz. Fotografía: Victoria Pereda. Voice Over: Alejandro Sienczuk y Chango Farías Gómez. Duración: 95 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here