Opera prima de Luciana Piantanida, con notorios antecedentes como guionista, productora y asistente de dirección, la historia de Los ausentes se ubica en la geografía de un pueblo con cuatro personajes como centros operativos del relato. La acción, por su parte, anuncia un próximo carnaval que servirá como detonante del relato y como aclaración de un sistema narrativo que descansa en tiempos muertos, en una poética arraigada al minimalismo y en un cuadro de pequeñas situaciones con su correspondiente crecimiento dramático.

Ausencias hay de sobra en la descripción de los cuatro protagonistas: una pareja en crisis encargada de un bar con habitaciones (ella es Jimena Anganuzzi, gran actriz y excelente trabajo), un hombre que pregunta constantemente por su mujer y otro que sobrevive a un accidente.

El dispositivo dramático planificado por la directora elige un tono grave y pausado para la mayoría de las situaciones, con silencios que atañen a diversos estados de ánimo y una perfección minuciosa en los encuadres de la cámara, acompañados por una banda de sonido y una luz tenue que también actúan como protagonistas, en éstos casos, de carácter formal al servicio de la historia.

ausentesTrabajo minucioso con la cámara que (per)sigue incansablemente a los personajes por esas calles de tierra y hasta en interiores austeros y despojados.

La apuesta de Los ausentes, en ese sentido, es arriesgada y de alcance limitado en sí mismo, marcada por la duración de cada toma. El dispositivo, en este punto, atrapa y agobia al mismo tiempo, aclara y deja de hacerlo en determinadas situaciones, suma información cuando solo lo necesita y le entrega más de una pregunta que debe contestar (o plantearse) el mismo espectador.

Heredera de un cine argentino de alto riesgo estético, con incidencias dramáticas que oscilan entre los tempos narrativos de Lucrecia Martel y las decisiones de puesta en escena de Lisandro Alonso, Los ausentes es un film misterioso, por momentos errático y supeditado a ese dispositivo, en tanto, en varias zonas, resplandece como luminoso y concreto desde sus intenciones iniciales. Es decir, se está ante un film que desde la primera escena jamás traicionará sus propósitos temáticos y formales.

2ojookmedio.jpgLOS AUSENTES
Los ausentes. Argentina, 2015.
Dirección y guión: Luciana Piantanida. Fotografía y Cámara: Federico Lastra. Sonido: Abel Tortorelli. Arte: Ana Wahren. Montaje: Ezequiel Santiso. Música: Gustavo Yomha. Intérpretes: Jimena Anganuzzi, Agustín Rittano, Alberto Suárez , Jorge Prado, Claudia Cantero, Elvira Onetto. Duración: 96 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here