Compartir

La producción española “Que Dios nos perdone” de Rodrigo Sorogoyen con Antonio de la Torre y Roberto Álamo, entró en la Competencia Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y fue muy bien recibida por la prensa, que colmó la gigantesca sala principal del Kursaal, la sede central de la muestra.

El filme de De la Torre (Stockholm, 2013), es un tenso thriller ambientado en el tórrido verano madrileño de 2011y en medio de la crisis económica y la visita del Papa, un marco de agitación que tensa la investigación de los inspectores Velarde (Antonio de la Torre) y Alfaro (Roberto Álamo), que deben encontrar a un asesino serial mientras se va mostrando que a pesar de ser tan diferentes entre sí, comparten una existencia desdichada marcada por la violencia.

Publicado originalmente en Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here