La actriz argentina Mercedes Morán sedujo al público del Festival de Biarritz con su interpretación de Delia del Carril, una aristócrata libre y moderna que acompañó -sin ser tenida en cuenta como la artista plástica que era- al poeta y político comunista chileno Pablo Neruda, vínculo especialmente lúdico que revive en “Neruda”, la película de Pablo Larraín que compite por el premio principal del certamen francés.

“Haber sido convocada a esta película fue una salvación. Interpretar a un personaje real te genera mucha responsabilidad, pero en este caso me sentí muy liviana porque se trataba de un producto de la fantasía y la imaginación. Me ayudó mucho el espíritu de liviandad, para nada solemne, que se vivía en el rodaje”, afirmó Morán.

“Yo construyo mucho mis personajes a través del vínculo con los otros actores. Creo que en la vida somos en gran medida los vínculos que tenemos con los demás. Y acá me encontré con este actor fantástico que es Luis Gnecco, con quien pudimos establecer un vínculo muy rápidamente, como si nos conociéramos de toda la vida”, recordó la talentosa actriz de “La ciénaga”, “Los Marziano” y “Betibú”.

Anteojos negros, pelo corto y rubio, Morán recibió a Télam en el hotel ubicado frente al mar donde se hospeda, poco antes de partir hacia Madrid y luego a Buenos Aires, donde se despedirá -antes de una gira internacional- con una última función de su unipersonal “Ay amor divino” y preparará los personajes que interpretará, respectivamente, en la nueva película de Ana Katz y en la ópera prima de la joven actriz y directora María Alché.

Publicado originalmente en Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here