La película china “I am not Madame Bovary”, de Xiaogang Feng, ganó hoy la Concha de Oro a la Mejor Película y la Concha de Plata a la Mejor Actriz del 64to. Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde “El invierno”, ópera prima del argentino Emiliano Torres, obtuvo el Premio Especial del Jurado y el Premio a la Mejor Fotografía de la competencia oficial del certamen donostiarra.

El Premio al Mejor Director recayó en el cineasta coreano Hong Sangsoo, por su tarea en la película “Yourself and Yours”, mientras que el Premio al Mejor Actor fue para el español Eduard Fernández, por su increíble papel de un famoso estafador internacional en “El hombre de las mil caras”, de su compatriota Alberto Rodríguez.

En tanto, la cineasta y productora argentina Anahí Berneri, miembro del jurado oficial, entregó el Premio al Mejor Guión a los españoles Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, autores del argumento de “Que Dios nos perdone”, dirigida por el propio Sorogoyen, que narra la relación entre dos policías que investigan una serie de violaciones y asesinatos de ancianas en la ciudad de Madrid.

Para el cine argentino, la cosecha de galardones fue muy buena en esta oportunidad, ya que además de los premios que obtuvo el primer largometraje de Torres, la coproducción chileno-argentina “Rara”, de la chilena Pepa San Martín -que ya había recibido el Premio Sebastiane Latino 2015- ganó el Premio Horizontes Latinos, munido de 35.000 euros.

Además, la ópera prima del mendocino Santiago Estéves, “La educación del Rey”, obtuvo el Premio Cine en Construcción, mientras que el proyecto “7:35 AM”, de Javier Van de Couter, ganó el premio del V Foro de Coproducción Europa-América, y el cortometraje “A quien corresponda”, de la estudiante Valeria Fernández, recibió una Mención Especial en el XV Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine.

A esos galardones se suma el Premio de Cooperación Española que obtuvo ayer la coproducción colombiano-argentina “Oscuro animal”, ópera prima del colombiano Felipe Guerrero, cuya productora, la argentina Gema Juárez Allen, recibió el premio en San Sebastián en representación del cineasta.

Los premios oficiales fueron anunciados en la gala de clausura del festival, que se llevó a cabo en el Palacio Kursaal de esta ciudad, repleto de invitados, artistas y productores en su interior, y rodeado de una multitud de personas que esperaban frente a sus puertas, a los costados de la alfombra roja, para saludar a los cineastas e intérpretes que se acercaban hacia el interior de la sala.

El cineasta chino Xiaogang Feng, cuyo filme “I am not Madame Bovary” narra la dramática historia de una ruptura sentimental y las consecuencias que trae aparejado un divorcio, afirmó al recibir la Concha de Oro que intentó dejar atrás todas las costumbres que fue tomando durante muchos años de trabajo y experiencia, “una especie de jaula que no me permitía expresarme libremente”.

“En esta película mi deseo era dejar todo eso de lado y enfrentarme a ella como si fuera mi ópera prima, para poder hacer algo valiente que no hubiera hecho antes. Era algo muy arriesgado y no sé si lo que hice fue correcto o no, pero hoy el Festival de San Sebastián me dio la respuesta”, agregó el experimentado cineasta chino, que también saludó el premio recibido por su protagonista, Fan BingBing.

La joven actriz china afirmó que cumplió 35 años el viernes pasado, justamente el mismo día de la inauguración del festival, y que en esa ocasión sólo pidió un deseo: nada más y nada menos que ganar el premio a la mejor actriz del certamen, algo que hoy finalmente se cumplió.

Según los considerandos del jurado oficial presidido por Billie August, la primera película del argentino Torres –que compartió el Premio Especial del Jurado con el filme sueco “The giant”, de Johannes Nyholm- fue galardonada por “el retrato riguroso y descarnado de dos hombres luchando en el espacio hostil de la Patagonia”, en donde transcurre una historia de supervivencia que involucra a un viejo capataz de estancia y a un joven que es elegido para reemplazarlo.

Protagonizada por el dramaturgo y actor chileno Alejandro Sieveking y el joven misionero Cristian Salguero, con la participación de Adrián Fondari y Pablo Cedrón, “El invierno” es una coproducción franco-argentina que narra la historia de un viejo capataz de una estancia alejada de la Patagonia que, luego de toda una vida dedicada a su trabajo, es reemplazado por un joven que llega de la provincia de Corrientes.

“Dedico este premio especialmente a los patagónicos, que nos abrieron las tranqueras de sus casas y de sus vidas para que nosotros pudiéramos hacer esta película”, afirmó Torres, que recibió el premio acompañado por sus productores Ezequiel Borovinsky y Alejandro Israel, y se lo dedicó –entre otras personas- a su pequeña hija, que hoy cumple años.

En tanto, el director de fotografía Ramiro Civita, que obtuvo el Premio a la Mejor Fotografía del festival, sostuvo que es “un gran honor” recibir ese galardón y dedicó la distinción a su abuelo Césare, a quien debe su interés por el cine, “y a la inmensa e inspiradora Patagonia argentina”.

El Premio Nuevos Directores, al que aspiraban los filmes argentinos “Pinamar”, de Federico Godfrid, y “Fin de semana”, de Moroco Colman, recayó finalmente en “Park”, de la griega Sofía Exarchou, mientras que el Premio Zabaltegui Tabakalera fue para “Eat that question: Frank Zappa in his own words”, un documental del alemán Thorsten Schüte sobre “un artista libre y en permanente resistencia”.

Entre los principales premios paralelos figuran el que la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) entregó a la película inglesa “Lady Macbeth”, de William Oldroyd, y el que Signis entregó a “Nocturama”, del francés Bertrand Bonello.

Fuente: Télam

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here