Terminada la pesada encomienda, de ver Ecuación, los malditos de Dios, solo emerge una pregunta, ¿qué lleva a alguien a meterse en el aprieto de hacer una película sin tener la menor idea de cómo?

Si encontrar un titulo llamativo es suficiente razón, habría que echar una mirada a la obra teatral y cinematográfica de Gerardo Sofovich para entender que eso no alcanza.

Desde el comienzo del film cuando al doctor Hermes Vanth, empiezan a caerle muertos desde el cielo o ventanas o de por ahí, uno ya sabe que esto va a oler mal. Apenas Carlos Echeverria, el protagonista, comienza a desarrollar el papel con la plasticidad de un tronco petrificado, entiende que esto va a ser duro.

Basada en un cúmulo de seudos leyendas urbanas, para hacerlas más creíbles traídas de Estados Unidos, el film dirigido por Sergio Mazurek (Lo siniestro, 2009) es un seudo policial, seudo ciencia ficción, seudo a secas, no dice nada desde el principio al final.

Este cronista, tiene que reconocer que no es el mejor amigo del cine argentino, hecho por cumplir, para tener un afiche en la productora y poco más.

ecuacionDesde el nombre elegido para el protagonista, Hermes Vanth, se intenta sembrar inquietud en el espectador, recuerdan los nombres elegidos por Narciso Ibáñez Menta, hace más de cincuenta años, que ya ese artilugio quedó un poco demodé.

La música, al actuaciones y hasta la iluminación apuntan más a lo desopilante que a recrear una atmosfera que acompañe la historia.

El cine de género no ha sido nunca muy bien tratado en estas costas, y Ecuación… es una muestra más, el film merece el peor adjetivo que cualquier trabajo intelectual o artístico puede ganarse: obvio.

Cuando un crítico se enfrenta a un film, del que nada se puede rescatar, como para divertirse mientras escribe, intenta ponerle un poco de humor, pero esto supera todos los límites y más que humor a uno le despierta mucho enojo por el tiempo perdido.

1ojookmedioECUACIÓN, LOS MALDITOS DE DIOS
Ecuación, los malditos de Dios. Argentina, 2016.
Dirección:Sergio Mazurek. Intérpretes: Roberto Carnaghi, Carlos Echevarría, Diego Alfonso, Marta Lubos, Paula Siero, Verónica Intile, Jorge Booth, Eduardo Ruderman, Ana Livingston. Duración: 86 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here