De dónde surge la inspiración? ¿Cuál es el nacimiento de una canción? Se pueden buscar muchas palabras para definir las cosas y quizás se puedan encontrar pero filmar el proceso creativo es poco menos que imposible. Se intentó más de una vez, los Stones se prestaron alguna vez para que Jean Luc Goddard filmara la creación de Simpatía por el demonio y para los que les gusta el cine, si además son cultores de la música de los Stones, ese documental es fascinante. Otro ejercicio de filmación de un proceso creativo se llama El fulgor, que seguía a Nacho Vegas mientras creaba una canción y claro, están Los Beatles , que metieron un equipo de filmación para las sesiones de grabación de Let it be y se los ve en pleno proceso de desintegración como banda, aburridos, molestos, quisquillosos.

Alejandro Chomsky logró que en 1994 Charly García lo dejara filmar durante una larga temporada. Chomsky dice que tiene seis meses de filmaciones de un Charly García en distintas situaciones. Pero a la hora de hacer con ese material una película, descubrió que no era tan fácil. Así que afinó un poco la mirada, de los seis meses filmados rescató una noche. Una noche en lo que Charly y sus allegados llamaban el Factory de Charly, un reducto ubicado en la calle Fitz Roy y avenida Córdoba. Esa noche Charly tenía una idea para una canción, así que convocó a sus músicos y los hizo grabar segmentos rítmicos, teclados, algunos solos de guitarra y sus músicos obedecían sus indicaciones y ese proceso es lo que cuenta Existir sin vos. María Gabriela Epumer, Fernando Samalea, el Zorrito Von Quintiero y el mítico integrante de Manal, Alejandro Medina, siguen al genial Charly García en su búsqueda. Charly en ese momento se encontraba en plena mutación, el artista perfecto que hasta allí había hecho discos como Pequeñas anécdotas sobre las instituciones o La grasa de las capitales, buscaba una nueva forma de creación. Charly, toma whisky, toca distintos instrumentos, busca la forma de la canción, se tira a una pileta, da indicaciones, deja a los músicos un rato y se va a escribir la letra. El proceso es caótico y preciso a la vez. García busca la forma exacta, las palabras, el ritmo y de repente se cansa. Los músicos le dan lo mejor de si mismos, aciertan, pifian, deliran y vuelven a intentar. ¿Quién no quiere participar de algo así?

existirExistir sin vos permite re vivir una noche de Charly García cuando se disponía a abandonar su status de estrella y grabar un disco conceptual que se llamaría La hija de la lagrima, a partir del cual inició un camino que lo transformó en un artista integral. Un Charly García que uno de los autores del libro “Cien veces Charly”, Fernando García, dice que hay que verlo más como un artista plástico que solamente un músico. Después de esta noche que documentó Alejandro Chomsky, García buscaría más allá, crearía algo llamado Maravilización, empezaba su etapa Say no More, la etapa en la que ir a ver a García era una aventura, una etapa a partir de la cual muchos dejaron de seguirlo y muchos otros, en su mayoría adolescentes, se acercaron a conocer a ese rockero al que ya no le importaba nada guardar las formas y se sentía en guerra con el mundo. No se pierdan Existir sin vos, es una experiencia que vale la pena.

5ojookEXISTIR SIN VOS. UNA NOCHE CON CHARLY GARCIA
Existir sin vos. Una noche con Charly García. Argentina, 2016.
Dirección: Alejandro Chomski. Intérpretes: Charly García y María Gabriela Epumer. Duración: 65 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here